eldiario.es

Menú

Anguita y la III República

- PUBLICIDAD -

Pero el momento más notable fue cuando saltó a la palestra el tema de la III República, aquí le traicionó el inconsciente ideológico, pues planteaba una organización del estado básicamente marxista en aras de la emancipación y participación de los trabajadores, de la austeridad (no de la pobreza) en la gestión presupuestaria y desde la ética política actuar desde la racionalidad (con lo que las monarquías y sus privilegios sobran).

En éstas y otras cuestiones planteadas de las que nadie se escapa, sobre todo el sector más deprimido socialmente, podemos o no estar de acuerdo, pero nadie puede quitarle la razón en una cosa y es que un país que no tenga una izquierda coherente con sus principios, algo que la derecha nunca ha perdido por razones obvias, pierde el equilibrio político y la higiene democrática ,que no es ni más ni menos la tesitura que nos toca lidiar con una clase política que da pena salvo excepciones que se pierden en el limbo de una ley electoral vergonzosa y un sistema político podrido en su estructura fundamental que no permite la participación ciudadana a la hora de tomar decisiones, de la chulería personal e institucional ante las resoluciones judiciales y de la falta de empeño al sablazo de los que tienen que ejecutar la sentencia y que a veces se olvidan o se dilata en el tiempo hasta que ya no haya remedio...

Si la tercera república arregla el desaguisado que me digan donde firmo. Pero no es tan fácil, ojalá lo fuera, pero los fenómenos sociales están fuera de la lógica cartesiana y de la ley de la gravedad y hay repúblicas en las que ahora gobierna la derecha como Francia o Alemania y otras todavía están gobernadas por Juanita Banana. Por otro lado, países como Holanda, Suecia, Dinamarca, o Noruega son monarquías con un estado de bienestar general reconocido, eso sí con políticas sociales bien definidas durante su historia democrática. Recordemos que la II republica española tuvo "el bienio negro" y que terminó gracias a su nefasta política social con la victoria del Frente Popular? pero esta es otra historia.

Por lo tanto, hasta que las monarquías se extingan por su propia inercia, toca pedir responsabilidades a los que gobiernan. Ahora bien, de algo si estoy seguro, si Canarias fuera republicana ni ATI existiría y ni el Gobierno de Canarias de derechas ni el Cabildo de Gran canaria al parecer de izquierda se hubiesen gastado un sólo euro en traer a personajes como Federico Jiménez Losantos. En fin, que Dios les da sombreros a los que no tienen cabeza.

Kiko García

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha