eldiario.es

Menú

La Bolsa o la Patria

- PUBLICIDAD -

Sigo sin entenderlo. O no capto la dimensión del mensaje nacional -sólo somos una Nación en el instante en que cimentamos las dos patas de la Casa Común a ambos lados del Océano gracias al Almirante- o España debe reinventarse superando los abucheos rancios en la Plaza de Lima a Zapatero. Hace dos años propuse alternativas al Doce de Octubre como Fiesta Nacional. Desde el Dos de Mayo de la Independencia hasta el Seis de Diciembre de la Constitución. Pero, al parecer, no cuela. Es más español descubrir o hacer las Américas.

Hay naciones que no tienen vergüenza en señalar como Día Patrio la onomástica de su Jefe de Estado, más aún si no es electo -menudo follón cada vez que hubiera elecciones- y le viene el cargo por la línea divina de la monarquía. España, construida en torno a la Corona, respondería a ese perfil para festejarse a sí misma. Un hito concreto que tenga que ver con lo que pasa dentro del país, y no fuera de él, de las Bahamas originales a la conquista de la Patagonia o la California. Es cuestión de tener un poquito de coherencia, a no ser que se quiera instaurar como Día Nacional el que realmente paraliza a España, encima, dos veces al año: cuando Barça y Madrid se ven las caras en un campo de fútbol.

Si España es algo concreto, más allá de la bandera borbónica, el Imperio perdido, la Iglesia omnipresente y el Ejército que este Doce de Octubre desfila en Madrid, a Dios gracias, con otras motivaciones y objetivos, debería por empezar a reconocerse a sí misma en algo real y tangible como su Día. Porque este Doce de Octubre, Columbus Day también en Estados Unidos, ni la Bolsa entiende de Patria. Hubo sesión en el parqué madrileño mientras la Nación, es un suponer, festejaba su razón de ser. ¿Ustedes lo entienden?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha