eldiario.es

Menú

Canarias es diferente: el aislamiento internacional de la educación por Nina Santana

- PUBLICIDAD -

Resulta difícil de creer por eso conviene dejarlo claro desde el principio: la finalidad del informe PISA no es poner de manifiesto los países o regiones que obtienen mejores o peores resultados, sino identificar los factores que favorecen la obtención de los mejores resultados para contribuir a que se definan políticas educativas mucho más eficaces. Dicho de otra forma se evalúa el rendimiento del alumnado y se relaciona este rendimiento con un amplio número de indicadores que ayudan a determinar los factores que correlacionan de forma significativa con ese rendimiento. Tal y como se afirma en el Informe español

?el informe internacional, los informes nacionales y los de las comunidades autónomas pretenden contribuir al mejor conocimiento de los aspectos fundamentales del funcionamiento del sistema educativo, analizar las razones que explican los resultados obtenidos y, sobre todo, facilitar la adopción de las políticas y las acciones educativas que permiten mejorar el sistema educativo español (PISA, 2006)

Debemos insistir en este hecho puesto que permite comprender mejor la razón por la que algunos países o regiones siguen participando en este estudio internacional aunque sus resultados no sean buenos: la participación en el informe pone de manifiesto una voluntad de mejora que va mucho más allá de las circunstancias o momentos concretos.

Vistas así las cosas, las últimas declaraciones de doña Milagros Luis Brito, Consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, serían sencillamente un sarcasmo sino fuera porque constituyen una verdadera amenaza para la educación en Canarias. Quedarnos fuera de los estudios internacionales es perder la oportunidad de comprender y actuar sobre los factores que favorecen el éxito escolar.

Sabíamos, porque así se anunció en el programa de gobierno, que era intención de la "Coalición Popular" (es decir, la alianza perdurable entre Coalición Canaria y Partido Popular) iniciar la búsqueda de un modelo educativo canario, pero creo que nadie, incluidos sus propios votantes, podía pensar que este modelo se forjaría desde el aislamiento voluntario de los proyectos nacionales y/o internacionales. Doña Milagros Luis Brito, considera que las singularidades de Canarias que, según ella, son miles, tornan inútil cualquier estudio que no se realice en Canarias (hay cosas que no tiene que venir nadie de fuera a decirnos). Pero lo cierto es que estas singularidades, que a la postre son las que justificarían ese pretendido modelo educativo canario, no sólo son incompatibles con cualquier estudio o investigación nacional o internacional, sino con los propios estudios, como pone de manifiesto el ocultismo informativo al que nos viene sometiendo la "Coalición Popular". Como muestra un botón: durante los últimos años se ha sometido a una evaluación externa a todos los centros educativos que imparten la enseñanza obligatoria y se les ha obligado a realizar planes de mejora. Todavía estamos esperando que el gobierno, cumpliendo su obligación, informe al parlamento y a la sociedad canaria de los resultados de ese proceso de evaluación.

Pero las declaraciones de la señora doña Milagros Luis Brito no sólo ponen de manifiesto una manifiesta voluntad de aislamiento de nuestra educación, sino que demuestran una ignorancia culpable en quien tiene que regir los destinos de miles de educadores y miles de educandos. La Consejera de Educación ignora que en la muestra nacional que ha servido de base para el estudio PISA se encontraba una muestra de centros y alumnos de Canarias, financiada por el Ministerio de Educación y Ciencia, razón por la cual podremos disponer de algunos datos interesantes. Mientras tanto, lo esencial es esto: la ausencia de Canarias dificulta la identificación de aquellos factores que podrían ayudarnos a mejorar el éxito escolar. Una vez más, el compromiso de este gobierno con la mejora de la educación en Canarias queda en evidencia: no les interesa mejorar el sistema educativo, siguiendo los criterios e iniciativas nacionales e internacionales, sino buscar un modelo educativo canario.

Pero junto con esa ignorancia culpable hay otra muestra de ignorancia, probablemente malintencionada pero coherente con la visión de la realidad de la "Coalición Popular": se anuncia que el Gobierno destinará 235.000 euros con cargo al presupuesto de 2008 para la realización de un Plan de Evaluación Diagnóstica de Canarias. En estas declaraciones se oculta que ese estudio forma parte de un plan de trabajo a nivel nacional que está promoviendo el Ministerio de Educación y Ciencia a través del Instituto de Evaluación, de modo que, en ningún caso, esta actuación se corresponde con las supuestas singularidades de Canarias.

Así pues, los países y regiones que participan en el informe PISA 2006 ponen de manifiesto su confianza en la colaboración internacional para mejorar sus propios sistemas educativos. Canarias, es diferente, o al menos eso cree la portavoz educativa de la "Coalición Popular", doña Milagros Luis Brito a la sazón Consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del gobierno de don Paulino Rivero.

Afortunadamente las diferencias de Canarias no son mayores que las que presentan Corea o Finlandia, razón por la cual, las conclusiones del Informe PISA hubiesen resultado muy útiles Desgraciadamente si son diferentes sus gobernantes, tan diferentes, que se pueden permitir gastar casi 40.000 euros en una campaña publicitaria infame, pero no puede dedicar esa cantidad a participar, con una muestra propia, en uno de los estudios internacionales más importantes: el informe PISA 2006.

* Nina Santana es secretaria regional de Educación del PSC-PSOE.

Nina Santana *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha