eldiario.es

Menú

Carta abierta a la consejera de Educación

- PUBLICIDAD -

Yo no le voy a mencionar el informe PISA, le voy a comunicar que, mucho antes de que apareciese, se edita el Informe anual del Consejo Económico y Social de Canarias 2005/2006. Y le recomiendo que se lea detenidamente la parte del informe correspondiente al fracaso escolar en la educación no universitaria. Dicho informe está realizado aquí y por gente de aquí y pagado con dinero de los canarios y, francamente, lo datos que se arrojan en el mismo no dejan lugar a dudas al diagnóstico político: la tremenda incapacidad de los sucesivos gobiernos autonómicos para resolver este grave problema.

Se entiende por fracaso escolar la incapacidad de un individuo para alcanzar los objetivos educativos propuestos por un sistema o centro escolar para un determinado nivel curricular. A partir de esta definición, el único indicador disponible para analizar el fracaso escolar es el número de repetidores por clase, ya que se trata de estudiantes que, específicamente, han fracasado en su intento de superar el curso.

En este sentido, le recomiendo que usted y su equipo de asesores hagan un esfuerzo por comprender la información que se desprende de los datos del CES, obtenidos del Ministerio de Educación, y a ver si por lo menos, yo tengo una duda más que razonable, el Gobierno al cual usted pertenece y su equipo dejan de marear la perdiz y reconocen su manifiesta incapacidad para resolver los problemas que son muchos y variados en Canarias. Debería usted saber que en definitiva el fracaso escolar no es sólo un problema de las escuelas y de los maestros, es mucho más complejo y lo fundamental es el entorno social que rodea al alumnado.

¿Sabe usted que en Canarias el 29,1% de sus ciudadanos viven bajo el umbral de la pobreza (582.000 seres humanos)?

¿Que el 66% de los hogares canarios tienen dificultades para llegar a fin de mes?

¿Que en Canarias el paro registrado alcanza ya a más de 138.000 ciudadanos?

¿Que los salarios son un 17% más bajos que la media estatal?

¿Que aproximadamente 344.739 ciudadanos están con un contrato temporal, el 37,29% de la población ocupada?

¿Que aproximadamente 60.000 ancianos canarios viven sin las atenciones necesarias?

¿Que la sanidad pública está abandonada a su suerte en detrimento del negocio de la sanidad privada?

¿Que la desastrosa situación de los centros de menores se puede calificar como de maltrato institucional?

Señora consejera, podría seguir enumerando más indicadores que inciden negativamente en la situación de las Islas y, entre ellos, se lleva la palma la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC), que es la causante de lo que está sucediendo en el Archipiélago y cuyo saldo resulta a todas luces negativo para la inmensa mayoría de los canarios.

Si usted y los suyos no lo entienden, es fácil de explicarlo: el meollo de la RIC no es otro que convertir en beneficio empresarial unos dineros que debieron de pagar como impuestos a la caja común de la hacienda pública y convertir en patrimonio privado lo que pertenece a la totalidad de los ciudadanos y a las necesidades públicas.

¿Sabía usted y los suyos que con los 2.185 millones de euros afectados a la RIC sólo en el año 2005 se podría haber duplicado el presupuesto de la Consejería de Educación o el de la Consejería de Sanidad, o se podría haber triplicado el presupuesto de las consejerías de Medio Ambiente, Agricultura, Industria, Turismo, Empleo y Asuntos Sociales?

Los parámetros de que evalúan una sociedad desarrollada y el grado de bienestar de sus ciudadanos se miden por el trabajo, la sanidad, la cultura y los servicios sociales y en estas importantes áreas ustedes han fracasado estrepitosamente.

La historia de Canarias cambiará cuando terminemos con la especulación y la connivencia político-empresarial; cuando erradiquemos la pobreza y el paro; cuando la inversión en I+D+i, en cultura, dotación de los centros educativos y en el conjunto de la enseñanza, entren en el siglo XXI.

Cambiará Canarias cuando desaparezcan del Archipiélago las prácticas políticas que han llevado a esta situación que padecemos.

Atentamente,

Vicente Quintana

P.D.: Esta carta abierta se la hago extensiva al resto de sus compañeros de Gobierno. El importe afectado a la RIC en el periodo 1994/2006 asciende aproximadamente a 20.000 millones de euros, y se espera que en el periodo 2007/2013 se afecte 7.500 millones más.

* Secretario de Organización de Unidad del Pueblo

Vicente Quintana*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha