eldiario.es

Menú

El Círculo se revira

El Círculo de Empresarios, sin apenas dejar tiempo a que la gente, con un suspiro de magua guarde el bañador en el ropero, pretende dejar las cosas en "su sitio"

- PUBLICIDAD -

La rentrée es de libro. El Círculo de Empresarios, sin apenas dejar tiempo a que la gente, con un suspiro de magua guarde el bañador en el ropero, pretende dejar las cosas en "su sitio". Porque, en los últimos meses la dirigencia empresarial grancanaria venía perdiendo el control de los acontecimientos, hasta el punto que el desarrollo de conflictos de gran calado la estaba sobrepasando. Y que la compleja vida social y política se atrevía a moverse sin ni siquiera pedirle su avenencia. Y, además, los acontecimientos iban desarrollándose a una velocidad inusitada.

Por eso, quieren aprovechar el inicio del curso político para marcar y enmarcar las políticas que se tienen que hacer. Y es que, a lo largo de este septenio (¡ya van siete años!) de crisis, esa dirigencia ha intentado pasar lo más desapercibida posible, poniéndose de perfil como si la cosa no fuera con ella.

Pero como ahora entienden que la crisis está "terminando" (la continua superación de los récords turísticos es contundente) intentan liderar la coyuntura y definir la estrategia de salida de la crisis que más se acomode a sus capacidades e intereses.

Así, lo que están maquinando es volver a repetir, más o menos, el tradicional modelo del boom turístico-constructivo-inmobiliario, aprovechando el importante ciclo alcista que se está produciendo.

Es por eso por lo que es fundamental abatir moratorias, reglamentaciones y todo tipo de "rigideces" y, por supuesto, poder edificar más y más hoteles nuevos. Y, con desparpajo y apoyándose en las escandalosas cifras de paro, reclaman "fomentar sin suspicacias cualquier (sic) iniciativa económica y empresarial del sector privado". Y ya puestos, se apuntan con entusiasmo a tirar adelante con el tema de las prospecciones.

Pero en este camino se encuentran con una dificultad. Y es que, con todas las contradicciones que se quiera, el Parlamento y el Gobierno de Canarias tienen una posición tajante al respecto. ¡No a las prospecciones!

Y lo que piensan es que esa dificultad solo puede resolverse cuando el Partido Popular entre en el Gobierno de Canarias. Y piensan que, como a medio plazo resulta altamente improbable que el PP pueda entrar en coalición con el PSC-PSOE, toda la estrategia tendrá que centrarse en modificar la correlación de fuerzas dentro de Coalición Canaria, que debate en estas fechas, justamente, su política y su programa para los próximos años y, más en concreto, cara a las elecciones autonómicas del año que viene.

De ahí el ataque inmisericorde contra el Gobierno de Canarias "y el preocupante enfrentamiento entre islas y sectores...que está creando el Gobierno regional". Además, dicen, "vemos con enorme preocupación la deriva hacia políticas populistas (¡vaya por dios!) en un permanente enfrentamiento con nuestro (sic) Gobierno central". Denunciando nada menos que "esta política propia de regímenes totalitarios como son las recientes (aunque no nuevas) amenazas de altos cargos públicos canarios a empresas privadas que no se adhieren a sus mandatos". Acabando "En consecuencia, no podemos bajo ningún concepto vernos representados por éste (Gobierno regional) en actos de desobediencia o desafecto frente a nuestro (sic) Gobierno central".

Resulta ilustrativo subrayar cómo los redactores del "manifiesto" empresarial tienen un muy significativo desliz esclarecedor. Al tiempo que se refieren con displicencia y distanciamiento a "éste" Gobierno regional, utilizan hasta dos veces el pronombre posesivo de "nuestro" Gobierno central.

Las cosas así, el Círculo, al insistir que el actual estado de crispación entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno del Estado nace por culpa exclusiva del primero, está interviniendo de forma taimada en la vida política interna de Coalición Canaria, al apostar por el relevo del actual presidente. Lo que, según ellos facilitaría el Gobierno que ellos necesitan para imponer "su" salida de la crisis.

Pero el Círculo, se equivoca al culpabilizar en exclusiva al Gobierno de Canarias del grave conflicto actual. Y es que los canarios no podemos olvidar que, una vez autorizadas las prospecciones en su día, el Gobierno de Zapatero planteó que solo se llevarían adelante si las instituciones canarias estaban de acuerdo y las apoyaban. Y como el acuerdo no se produjo, Zapatero cumplió y las prospecciones se desecharon.

Cosa muy distinta ocurrió con el actual Gobierno y con su muy beligerante Ministro de Industria. Las prospecciones se rescatan y se actualizan. Se recalca hasta el infinito que las competencias para desarrollarlas son de la exclusiva competencia del Estado. Que no existen aguas canarias, que son españolas a todos los efectos. Y que los permisos se van a dar. Y así viene ocurriendo. Esto no es nuevo, aquí son bien conocidos los comportamientos y las actitudes del ministro. Quiero recordar, hace unos años, cuando la polémica de si se colocaba o no el tamaño banderón más alto del Atlántico Medio en la Avenida Marítima de Las Palmas, al alcanzar la presidencia del Cabildo de Gran Canaria dijo aquello de "se la van a tragar". Y así...

Por eso, cuando el Círculo olvida toda esta historia, echa todas las culpas del conflicto actual al Gobierno de Canarias y exime a "nuestro Gobierno central", está manipulando los hechos, apoya rancios insularismos de expolio y pandereta y se apunta a enfrentamientos en el mismo casposo do sostenido diana mayor del "¡Gran Canaria, despierta!" del señor Bravo de Laguna.

En resumen, se trata de una descarada manipulación de los hechos, de un cierre de filas sin fisura y partidista y, por último de un intento de entrometerse en la vida interna de Coalición Canaria. Todo ello con la finalidad de ir tejiendo la urdimbre política que permita a los viejos empresarios canarios con pedigrí (o cuasi), repetir una vez más el viejo modelo económico, al margen del paso de los tiempos, de los sujetos históricos y más allá de cualquier atisbo de sostenibilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha