eldiario.es

Menú

El Congreso del PSC... y el espejo de IU

- PUBLICIDAD -

Por lo que sigo del archipiélago desde hace años ?quizás demasiados?, tres son sus grandes activos electorales: Juan Fernando, que ha elevado el suelo del partido hasta niveles históricos; Jerónimo, que ha sido capaz de darle una vuelta sin precedentes en España a una mayoría absoluta del PP; y José Miguel, que fue capaz de desbancar a un líder de peso, correoso y de acero, apellidado Soria, gracias a su mayor capacidad de diálogo y acuerdo y a su flexibilidad con Román Rodríguez y Nueva Canarias. No es mal balance el de los tres, que pertenecen a generaciones y genealogías muy diferentes: sumados, se convierten en un tesoro de prometedor futuro. Restados, se transforman en un lastre de incierto presente.

¿Podrán convivir los tres dirigentes en la misma Ejecutiva? Eso es lo que va a decidir el congreso y la respuesta es, hoy por hoy, peliaguda. Saavedra, un heterodoxo en toda regla, siempre ha sido un crítico y representa al ala menos convencional y cultural del partido. Ya se enfrentó incluso a Felipe González durante la Transición en el Congreso que abandonó el marxismo, alineándose junto a Pablo Castellano y Luis Gómez Llorente, luego es su altisonancia la que proporciona un tono diferente a la orquesta, por seguir su conocida melomanía. Años después Felipe lo hizo ministro de su gabinete, luego no sería tanta la distancia entre ambos. Pérez ya dibujó sus dotes y habilidades en el último congreso federal del PSOE, donde arrancó el aplauso más sonoro de la asamblea, y su razonada y científica defensa de la rehabilitación de Negrín le ha granjeado además el prestigio del gremio de los historiadores a nivel internacional. A Juan Fernando lo vamos a ver pronto lidiar encabezando una campaña europea, algo que para un ex ministro de Justicia no deja de ser un reto y un aliciente que si supera -y como hombre inteligente sabe que él quizás sea su peor enemigo- puede encumbrarlo a cimas que hoy por hoy ni se imagina. Siempre pensé en un padre y un hijo (políticos) desde que él era jefe de gabinete de Saavedra en Madrid y se me hace muy difícil tener que elegir entre miembros de una misma familia. Abordado desde la madurez ¿quieren ustedes más a su padre o a su madre? Y si fueran monárquicos (constitucionales) ¿al príncipe o a la reina madre? Si el PSC termina o no como previsiblemente concluirá la asamblea de IU ?si Marx no lo remedia desde el cielo? demostraría de nuevo que es más complicado mantenerse en el poder que llegar a alcanzarlo. En la derecha dura ?que no en el centro? estas disputas de familia se solucionan con expulsión y tentetieso, ejemplos cercanos tenemos a la vista. ¿Actúan todas las izquierdas igual? Los desenlaces, muy pronto en su pantalla amiga.

Federico Utrera

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha