eldiario.es

Menú

Corrupción en la Corte

- PUBLICIDAD -

Pero esto de ver a su yerno metido en el fango no nos gusta nada. La Fiscalía anticorrupción estudia imputar a Iñaki Urdangarin en una pieza separada del "caso Palma Arena". La mano derecha del Duque de Palma, Diego Torres, que sustituyó a Urdangarín al frente del Instito Nóos, ya está imputado. Por solo dos eventos deportivos este instituto sin ánimo de lucro (risas de fondo) cobró 2 millones 300 mil euros del gobierno balear que presidía Jaume Matas. Hay más de 1 millón que están sin justificar. La fiscalía ha localizado movimientos de dinero hacia paraísos fiscales.

Cuentan los periódicos que Urdangarín y su esposa la Infanta Cristina viven de sus sueldos. Que el Rey apenas le da una paga (aunque son mayorcitos para recibir una paga de papá, dicho sea de paso). Urdangarin tuvo que dejar el equipo de balonmano porque realizar despliegues de seguridad en cada partido era una tarea imposible. Entonces el hombre se metió en el mundo de los negocios, como asesor. Con esas puertas que te abre ser el padre de los nietos de los reyes. Su esposa trabajaba en La Caixa. En apenas unos años acumularon dinero suficiente para comprarse un palacete de lujo en Barcelona por seis millones de euros.

Esa pareja feliz y sencilla, que paseaba por Barcelona como personas normales, que conducían ellos mismos sus coches (qué bonito, qué humildes) parecían muy felices viviendo en la lujosa zona de Pedralbes. Pero, de repente, se van a vivir a Washington. Oficialmente se dijo que era por razones laborales. Los de Telefónica son unos cabrones con el pueblo cuando nos cobran facturas por servicios que no nos han dado, pero también son exigentes con sus trabajadores, y a Urdangarin ( que ya estaba feliz en su nido de amor de seis millones de euros) lo obligaron a ir a trabajar a Estados Unidos. Para que veamos que los ricos también lloran.

La infanta se enamoró de Iñaki Urndargarin en Atlanta ,cuando el deportista tenía la medalla de bronce al cuello. ¿Sólo de bronce? Sí, parece que el oro podía esperar. El oro que no logró en las olimpiadas lo ha acumulado, sospecha el fiscal, traficando con influencias, aprovechándose de las puertas que se abren cuando eres el papá de los nietos de los reyes. Y eso, Majestad, debió usted impedirlo. Que bastante sacrificio hicieron los periódicos españoles cuando callaron la cantidad de amistades peligrosas que Su Majestad ha cosechado durante su reinado, o cuando no han entrado en detalles sobre la pertenencia de la Reina a un Club tan poco recomendable como el de Bilderberg.

Ahora esperamos con expectación los nuevos datos. Tenemos una maravillosa oportunidad de comprobar que la Justicia es igual para todos. Esperamos noticias de la investigación del Instituto Nóos. Por ahora tal y como han ido las cosas hay razones para ser optimistas. No esperemos una operación policial anticorrupción con el yerno del rey detenido como si fuera el concejal de un pueblo que cobró una comisión de 100.000 euros. No, aquí se habla de millones de euros desviados a paraísos fiscales, pero vamos a guardar las formas, tampoco podemos humillar al papá de unos infantes tan lindos. Por eso debemos conformamos si la investigación sigue su curso, sin interferencias del Palacio Real.

Estoy deseando que llegue la próxima nochebuena para sentarme frente al televisor. Ahora que S. M. no tiene que estar haciendo balance del terrorismo, podría introducir un nuevo asunto en su discurso. La corrupción en el Palacio Real. Sería un tema muy interesante. Y si Su Majestad se atreve a tratarlo por lo menos sería más valiente que Rubalcaba y Rajoy, que en su show televisivo del pasado lunes pactaron no dedicar ni un minuto a la mierda que hay debajo de las alfombras de sus respectivos partidos.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

El autor en twitter: @juanglujan

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha