eldiario.es

Menú

Corrupción y corruptelas

- PUBLICIDAD -

Corrupción: Dice el diccionario de la RAE que “en las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho económico o de otra índole de sus gestores”. Se lo comento a mi vecina del quinto tomando café en Farray, y me mira fijamente y permanece en silencio un largo minuto. “A mí me da que usted ya está chocheando. ¿Ha tenido que ir al diccionario para saber lo que es corrupción?. Mire, corrupción es también que le acepte la invitación al café. Se empieza por un café, y no sé donde vamos a terminar, el corruptor sería usted, y la corrupta sería yo”. Le digo que no empiece a decir disparates, y se encabrita.

“No le consiento que me haga alusiones que soy una esquizofrénica. Mire, esta mañana me he leído la información de la sentencia de Las Teresitas, que le han metido siete años de cárcel a Miguel Zerolo y a Manuel Parejo, y cinco años y tres meses a Ignacio González y Antonio Plasencia, y me he quedado de piedra, pero no por los siete años a Zerolo, he seguido el caso y creo que deberían ser muchos más. En Canarias la corrupción anda por las esquinas. Ahora mismo me acuerdo que los sumarios de “Faycan” y “Eolo” siguen abiertos y sin fecha para los juicios. Eso es presunta corrupción judicial. El juez Salvador Alba sigue en el ejercicio de sus funciones, mejor disfunciones en su anormalidad en comportamiento, y eso es presunta corrupción judicial”.

Y con una sonrisa diabólica va y me dice: “En Canarias hasta el mismo presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, sigue liado buscando su auto en La Laguna que al parecer se lo ha llevado una grúa, o varias grúas, un ejército de grúas, y no aparece ni por el Monte de las Mercedes. Según me dice un amigo lagunero Clavijo es especialista en autos y en grúas, y anda por la calle Herradores musitando, donde estará mi auto, donde estará mi grúa. Y siguiendo con los asuntos/trasuntos canarios, recordarle a José Manuel Soria, que desde su gorroneo y mamandurria de no pagar el alquiler del chalet de Esquivel, hasta las vacaciones pescando salmón en Noruega, o su relax en Punta Cana, así cualquiera, mis últimas vacaciones fueron en la Playa del Inglés y lo más que alquilé fue una hamaca, por cierto bastante cara. Aquí hay corrupción y corruptelas”.

Y tras un devaneo por todas las trapisondas en Canarias, que no voy a repetir, me sorprende con la penúltima “boutade” de las suyas. “Ahora voy a ser la corruptora, y usted el corrupto. Menos café, ya está bien, le invito a un gin tonic. Bueno, esto es una corruptela menor. Mire, ¿y qué me dice de la moción de censura que anuncia Unidos Podemos?. Ha despertado una inquietud enorme en la casta, la trama y la mafia política. El payaso de Antonio Hernando, traidor, Bruto de Pedro Sánchez, ha dicho sin sonrojarse que está hecha con mala fé. Claro que las hemerotecas son implacables, a ver si hace un par de artículos recordándole al PSOE la moción de censura que le puso Felipe González a Adolfo Suárez en mayo de 1980, y que la perdió el PSOE, le ganó Adolfo Suárez a Felipe González, no tenía posibilidad de ganarla y la pusieron para poder criticar a la UCD, y ahora es el objetivo de Pablo Iglesias, poder criticar la corrupción del Partido Popular. ¡Coño, que cretinos son estos miembros de la Gestoría como usted les denomina. Hay que recordar que en 1980 Santiago Carrillo apoyó la moción de censura a la UCD!....” Dejé a mi vecina del quinto diciéndole de todo al PSOE por no apoyar a Unidos Podemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha