eldiario.es

Menú

Defender Canarias

- PUBLICIDAD -

La situación es grave en el conjunto de España. Pero tiene especiales acentos en una comunidad como Canarias, donde los excelentes resultados de llegada de turistas de los primeros nueve meses de 2011 apenas han repercutido en la generación de empleo; y en la que en el mes de octubre el desempleo registrado ha aumentado en más de 6.000 personas. Salir de la misma, romper con la actual dinámica negativa marcada por la destrucción de empresas y de empleos, exige la adopción de medidas específicas que impacten en nuestro modelo económico. Y esas medidas deben aparecer nítidas en los programas electorales, en el contrato con la ciudadanía que realizan las distintas formaciones políticas.

No va a suceder así en el caso del PP, que planteó inicialmente un anexo canario a su programa que, al final, no les han permitido incluir. Decir, como hace Soria, que las propuestas generales son igualmente válidas para dar respuesta a los problemas canarios es esconder la realidad. Ni la situación de Canarias es igual en cuanto a paro y retroceso social, ni las circunstancias de un Archipiélago alejado y fragmentado son las mismas que las de una comunidad autónoma continental, como nos reconocen los propios tratados europeos.

REF

Por eso disponemos de instrumentos, como el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, cuyo artículo 96.2 establece que las Islas tienen que estar, al menos, en la media de inversión estatal en los Presupuestos Generales del Estado. Artículo, por cierto, vulnerado de forma reiterada por los diferentes gobiernos centrales, fueran del PSOE o fueran del PP. En esto, en el maltrato a Canarias, se parecen mucho las dos grandes formaciones políticas estatales. Como quedó diáfano en la financiación autonómica que nos coloca, injustamente, muy por debajo de la media estatal.

Porque el PSOE tampoco se ha distinguido en su respuesta a los problemas del Archipiélago. Valga como ejemplo la Estrategia Integral para Canarias, el conocido Plan Canarias, cuyo diagnóstico compartimos. Pero de aquellos prometidos 2.500 millones de euros de inversión anual adicional (25.000 millones en una década) no se ha concretado prácticamente nada en sus dos primeros años de aplicación. No sirve que ahora el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, diga que hay que ponerse de acuerdo sobre las estrategias económicas y políticas en las Islas, cuando ha existido incumplimiento absoluto de las distintas acciones previstas en el Plan por parte del Gobierno en el que ha estado hasta hace unos pocos meses.

Canarias no saldrá adelante con políticas homogeneizadoras que supondrían la desaparición del Plan de Empleo o de las políticas específicas en materia de transporte o energéticas, que poco tienen que ver con las del territorio continental. Canarias no será defendida adecuadamente por diputados que carecen de capacidad alguna en el seno de los dos grandes partidos, como ha sucedido con los 13 electos en la pasada legislatura de PSOE y PP, desconocidos incluso para quienes siguen de cerca la actividad política.

Las recetas elaboradas desde Madrid no sirven. Históricamente han fracasado y han contribuido a nuestro retraso. Y, en este caso, solo supondrán que Canarias salga perdiendo y que se retarde en el tiempo la modificación profunda de sus actuales parámetros económicos y sociales. O el nacionalismo canario se hace presente con fuerza en Madrid o la crisis irá a más en esta tierra. Hasta los propios votantes de PSOE y PP reconocen en los estudios sociológicos que las organizaciones nacionalistas defienden mejor a Canarias que las de carácter estatal. Por eso ha sido un enorme acierto el acuerdo establecido entre CC y NC para concurrir conjuntamente a estos comicios. Planteando a la ciudadanía un programa que da respuesta a los problemas de Canarias y que se centra en la economía y el empleo, así como en la defensa de los servicios públicos

Financiación

Un programa en el que exigimos que Canarias esté en la media estatal en financiación autonómica por habitante y en la media de inversión en los Presupuestos Generales del Estado. Resulta tan intolerable como injusto que la comunidad que se encuentra en peores condiciones reciba 545 millones de euros anuales menos en financiación respecto a la media estatal. Como también lo es que estemos 242 millones de euros por debajo de la media regionalizada en los PGE para 2011. No estamos hablando de cifras sin relevancia: sumadas suponen casi dos puntos de nuestro PIB, 787 millones de euros, que impactarían enormemente en el crecimiento de la demanda y en la creación de empleo.

Demandamos, igualmente, un Plan Canarias de verdad, que sustituya la propaganda del actual por una clara ficha financiera. Y que, en opinión de CC-NC, debe suponer al menos 1.000 millones de euros anuales adicionales, dirigido a actividades estratégicas: energías renovables, infraestructuras científicas y parques tecnológicos, tecnologías modernas en tratamiento de residuos, renovación de las ciudades turísticas -con un Plan Renove para nuestro principal motor económico-, así como infraestructuras educativas, sanitarias, sociales y vivienda. Sin olvidar aspectos como mejora de puertos y aeropuertos, telecomunicaciones, fomento del transporte público e introducción del sistema ferroviario.

Planteamos un nuevo REF que priorice los incentivos a la inversión y a la producción y no al consumo. Así como la exigencia al Gobierno central del cumplimiento y desarrollo de las medidas económicas y fiscales contenidas en nuestro actual REF, como el artículo 96 de la Ley 20/1991, que establece que las inversiones estatales no sean inferiores al promedio del conjunto de las Comunidades Autónomas; o el artículo 22 de la Ley 19/1994, que establece líneas de préstamo con tipos de interés preferente para financiar inversiones de las pymes canarias. Defendemos la necesidad de realizar un esfuerzo para lograr un mayor peso de las energías renovables y del conjunto de la I+D. Y el impulso a la FP o las ayudas a los desempleados que se han quedado sin prestaciones. Recogemos la reforma del Estatuto de Autonomía y la de nuestro sistema electoral. Apostamos por la progresividad fiscal. Nos centramos en la economía, el empleo y la cohesión social.

Tenemos unos candidatos comprometidos con esta tierra y con su gente. Contamos con un programa social y de progreso dirigido a defender a Canarias en esta grave coyuntura y a exigir que se nos trate justamente. Y para alcanzar estos objetivos precisamos del masivo apoyo en las urnas de los hombres y mujeres de las Islas el próximo 20-N.

Román Rodríguez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha