eldiario.es

Menú

Derecho a la vivienda, un firme compromiso

- PUBLICIDAD -

El elevado valor del suelo en las grandes ciudades y otros núcleos urbanos del Archipiélago, el crecimiento constante de los precios de las viviendas en la última década, la denominada burbuja inmobiliaria vinculada a la más pura y dura especulación, hacen que para muchas familias sea completamente imposible acceder a una vivienda, sea en régimen de alquiler o de propiedad. Y que cuando lo logran, pagar la hipoteca o el arrendamiento suponga, según señalan diversos estudios, más del 50% de los ingresos mensuales familiares. Una situación intolerable desde cualquier punto de vista. Y socialmente injusta. Situación que se agudiza gravemente en el caso de familias monoparentales (especialmente, madres solteras) o con bajos ingresos, así como con los jóvenes que se plantean su emancipación familiar y la ven completamente inalcanzable. Todo ello se agrava en una comunidad, como Canarias, en la que todavía mantenemos salarios privados muy inferiores a la media española. Ante esa generalizada situación, desde Nueva Canarias consideramos fundamental desarrollar políticas de vivienda, desde los diversos ámbitos institucionales, que permitan el acceso de los canarios a un hogar digno en condiciones adecuadas, y en las distintas modalidades: alquiler y compra. Y sin que tener una casa suponga un esfuerzo económico extremo, como ocurre actualmente, que condiciona gravemente la calidad de vida de los que la adquieren. En Nueva Canarias venimos planteando una serie de objetivos sociales, económicos, territoriales, fiscales y políticos para tratar de modificar significativamente la actual situación, dando respuesta justa a lo que hoy constituye una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y ciudadanas de las Islas. Y hemos desarrollado, además, prácticas muy positivas en distintos ayuntamientos, con iniciativas que pueden considerarse pioneras. En los objetivos sociales, priorizando que el esfuerzo público vaya orientado preferentemente a la solución del acceso a la vivienda del sector de población con menores recursos económicos. Potenciando tanto la construcción de vivienda pública como la rehabilitación del patrimonio de vivienda ya existente. En los económicos, impulsando la actividad del sector de la construcción hacia la edificación de vivienda pública, mejorando la calidad constructiva y los criterios de financiación. Abordando también los aspectos territoriales. En ese sentido, defendemos la implementación de la oferta en lugares factibles para la integración de la población, mediante la colaboración estrecha con los municipios, imprescindible para conseguir la necesaria disponibilidad de suelo público. Entre los objetivos fiscales y financieros, Nueva Canarias plantea implementar medidas de carácter fiscal estimuladoras del acceso a la primera vivienda: y otras de carácter financiero, a través de las entidades bancarias, al objeto de mejorar las condiciones crediticias para el acceso a la primera vivienda en propiedad, dirigidas especialmente a los jóvenes, para los que el acceso a la vivienda es hoy su principal preocupación. Por último, en los políticos, aumentando, aún más, el protagonismo de los ayuntamientos en la habilitación de suelos y solares, en la construcción de parques de viviendas en venta y alquiler, y fomentando el cooperativismo. Así como estableciendo controles para que los objetivos de las leyes en materia de viviendas de protección se cumplan con todo rigor. Muchos de esos planteamientos programáticos ya los venimos aplicando con acierto en los ayuntamientos que dirigimos desde Nueva Canarias. Así, nuestras corporaciones se han destacado por impulsar la cesión de suelo al Gobierno de Canarias para la construcción de viviendas de promoción pública. Potenciando, además, los programas de autoconstrucción. Junto a ello, hemos impulsado planteamientos pioneros, como el plan de viviendas colectivas, dirigidas a los jóvenes; un modelo residencial con zonas privadas y zonas comunes, en régimen de alquiler a muy bajo precio, y que permitirá la emancipación juvenil, al tiempo que genera condiciones de ahorro para que puedan comprarse su vivienda definitiva. Por tanto, en Nueva Canarias estamos convencidos de que abordar la problemática de la vivienda es posible desde la implementación de adecuadas políticas públicas dirigidas al interés general y no a la especulación. Desde un conjunto de actuaciones –en suelo, medidas financieras, apoyo a jóvenes y a personas con dificultades económicas, etcétera- que hagan del derecho a la vivienda digna una realidad para miles de canarios. Ese es nuestro firme compromiso. (*) Román Rodríguez es diputado y presidente de Nueva Canarias.

Román Rodríguez (*)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha