eldiario.es

Menú

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

- PUBLICIDAD -

La pasada noche, una mente "calenturienta" me comentaba vía e-mail, que Josema, de Botella, gran sumiller de Rivera de Duero, juraba hasta en arameo, por las filtraciones de su peculiar verborrea, y su invento de la FAES, que no era otra cosa que el gobierno en la sombra, por si el "salvador" de la patria, tuviese la imperiosa necesidad de retornar al trabajo, ya no en la Moncloa, sino en el Palacio del Pardo, cumpliendo sus sueños de grandeza. Lo que nunca pensó, es que hubiese un Maquiavelo en la red de redes, y publicitase sus conversaciones con su amigo del alma G.W. Bush, allá en el rancho de las "ánimas" descansado sus extremidades inferiores en la mesa, que sustituía a la tumbona, a la que no hace muchos días hacía referencia Alfredo Pérez Rubalcaba en sede parlamentaria. Lo que sí debe causarle sorpresa a falso Mesías, es la cantidad de detractores que tiene en sus filas; así como el bajo concepto que el tejano y los suyos, tienen de él.

El ambiguo D. Mariano al que se le ha llegado a tildar, en íntimas charlas, de calzonazo, debería entrevistarse con las meigas de su terruño natal, para convocar el aquelarre que le libre de los malos "amigos" y la facilite la formula magistral, para avinagrarle al engreído inspector de las Finanzas del Estado, la cosecha de los caldos de que tanto gusta disfrutar.

La candidez de D. Mariano, le llevaba a pensar que su "?Padrino" estaba inmerso en sus finanzas, contando una a una sus divisas, alejado del mundanal ruido de la política, y, que ha tenido que llegar el espabilado de Assange, para sacarle de su error.

Mariano: mientras tú y los tuyos, ponen palos y piedras en la "carreta" gubernamental, y te partes la cara defendiendo el programa, Josema hace uso de tú tumbona, a la espera que las doce campanadas en el reloj de la Puerta del Sol, den entrada al 2012, momento en el que triunfalmente, llegará a las puertas de Génova,13 el Mesías de la ultraderecha española, dejándote en la calle, a ti y tus niñas, pues el resto de los que tú consideras fieles "vasallos" se subirán a las cuadrigas del Josema castellano, con la esperanza puesta en que las urnas le favorezcan; sin pararse a reflexionar, que los españoles de hoy, no son los del reciente ayer, que aún creían en la decencia y seriedad de sus políticos, y que el pícaro castellano ha utilizado como trampolín para amasar una fortuna, dejando en su loco camino, muchas vidas inocentes.

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha