eldiario.es

Menú

Elecciones irónicas

Me decía ayer un viejo amigo militante de Izquierda Unida Canaria que por esta vez se va a pasar a Podemos entusiasmado

con Noemi Santana

- PUBLICIDAD -

Me decía ayer un viejo amigo militante de Izquierda Unida Canaria que por esta vez se va a pasar a Podemos con armas y bagajes, y hasta con cantidad de armamento ideológico, entusiasmado principalmente con Noemi Santana Perera de la cual espera milagros cuando sea presidenta de Canarias, y a ver quién le decía que no, que la ilusión a veces se vuelve fanatismo incontestable. Otro amigacho del Partido Popular, de esos que andan cabreados a cuenta de las preferentes, “y si cojo a Rodrigo Rato y Miguel Blesa le corto los huevos”, me justificaba con todo detalle su voto esta vez a Ciudadanos, aunque no sabía los nombres de los que se presentan en Canarias, ni falta que le hace, pero me explicaba que siempre le había votado a la derecha, incluida a la UCD cuando llegó la monarquía franquista/borbónica, y luego ha sido fiel a Alianza Popular, Coalición Popular y Partido Popular, hasta que llegó la mamandurria y se hartó de hacer el gilipollas cada cuatro años, “incluso he pegado sobres y carteles en las citas electorales, para que estos mamones luego se forren a cuenta de nuestra fidelidad y tengo que reconocer, nuestra ignorancia”.

No le voy a contar otra vez que Podemos ha surgido por la crisis del PSOE y Ciudadanos por la del PP, pero si insistiré que ambos lados del bipartidismo ha habido demasiados chiringuitos, muchos partiditos que son testimoniales y que más bien subsisten para que sus jefecillos se den  un gustazo convocando una reunión, que digo reunión, una Asamblea General y tal, a la que asisten diez o quince personas y pare usted de contar que me parece que son muchas. De entre todos los chiringuitos los que me dan bastante lástima y cabreo al mismo tiempo son los de izquierda, y principalmente el de “Canarias Decide” que patrocina Izquierda Unida y cogobiernan en las islas Ramón Trujillo y Lorenzo Garzón, este último “liberado” a través de los dineros que vienen de Europa al ser asesor de la eurodiputada asturiana de IU Ángela Vallina, y por ese trabajo en donde no da golpe ni un palo al agua, se embolsa Garzón 1.200 (mil doscientos) euros mondos y lirondos, y su asesoría para un trabajo en el Parlamento europeo sobre las aguas de Emalsa tales y cuales en realidad lo hizo Echedey Morales, de la Agrupación Local de Las Palmas de Gran Canaria y que ahora mismo se ha mandado a mudar por no aguantar más al tal Garzón.

Pero a lo que iba, que no me gusta mucho ser despiadado con IUC, es un error histórico el no haber llegado a un acuerdo con Podemos, me da en la nariz que “Canarias Decide” va a decidir poco, muy poco, ni en el Parlamento, ni en Cabildos, ni en ayuntamientos, pero ellos tan contentos. Una mayoría de los pequeños chiringuitos que se presentan a las elecciones en Canarias lo hacen, como les decía algunos de sus flamantes líderes a mi colega Iago Otero de Canariasahora.es/Eldiario.es “que se presentaba para darse a conocer”, aunque me quedé intrigado si en algunos casos era para dar a conocer su partidito o para darse a conocer personalmente, y en este punto me estoy arrepintiendo de no haber fundado el Partido Peninsular Republicano de la Isleta, Guanarteme y Las Canteras, que hubiese sido el primer partido republicano tras la guerra civil, y que seguro que tendría un voto, el mío, claro. No hace falta explicarles a mis eruditos lectores que lo de peninsular es porque La Isleta mientras no se demuestre lo contrario es una península, no me vayan a confundir. Mi escepticismo va también por el hecho de que todavía Esperanza Aguirre, en Madrid, y Rita Barberá, en Valencia, vayan a ser las más votadas, y en Canarias PP, PSOE y CC sean los partidos a la cabeza de la clasificación, ¡manda trillos con la que ha caido!.

Sí, me doy cuenta que a estas alturas ando un poco irónico, pero que quieren, con esta división de la izquierda que la conduce al empatemos más que al ganemos la verdad es que me estoy planteando ya tomarme con un poco de cachondeo los asuntos/trasuntos públicos incluida la Unión Deportiva Las Palmas porque de lo contrario me parece que voy a acabar visitando a mi psiquiatra y a mi cardiólogo un día sí y otro también y ya me veo en el sofá charlando con un loquero y en el quirófano con un cirujano con el cuchillo en su mano. A lo mejor con mi ironía estoy diciendo lo contrario de lo que estoy pensando, y además en diferido. Y más vale a mis años  que nos tomemos las cosas con cierta alegría y mucho agnosticismo político, les digo a mis amigos. Podemos. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha