eldiario.es

Menú

¿Filtraciones o histeria? por EDITORIAL

- PUBLICIDAD -

Coalición Canaria, en su viento ATI, y el Partido Popular se han atrincherado en la sinrazón cuestionando el trabajo de jueces y policías. El Partido Socialista hasta ahora aguanta el tipo proponiendo para estas elecciones algo más que un cambio de Gobierno: un cambio de moral para los comportamientos públicos. Se impone un cambio de ética entendido como un análisis de las reglas morales y una selección entre morales alternativas. Corresponde al pueblo canario dilucidarlo. La proximidad de Coalición Canaria y del Partido Popular se antoja una búsqueda del calor recíproco en tiempos de turbulencias. El Partido Popular ya ha hecho público su vademécum, consistente en abrigar a los presuntos implicados. Ser cómplice de la saga de Toñi Torres en Telde o del alcalde de Mogán, aunque sólo sea por el delito electoral que se imputa en esa investigación, evidencia que la cúpula del Partido Popular no puede penalizar comportamientos que comparte y que señalan a su presidente regional, José Manuel Soria, como la equis de tanto escándalo. De otra manera no se explica tanta condescendencia con comportamientos reprobables. En Coalición Canaria, el presidente del Gobierno, Adán Martín, ha perdido una oportunidad de sobrellevar el caso con entereza hasta el punto de intentar ponerse por encima de la Ley. No se critican en el fondo las filtraciones, sino el auto de un juez más o menos afortunado. La oportunidad perdida es no haber utilizado su caso para reforzar en clave de liderazgo su convicción de que nadie está por encima de la Ley, y de que ninguna magistratura política está exenta del obligado sometimiento a ella. Porque en el sistema democrático la libertad de prensa no está por debajo de la imagen de un presidente. Y sugerir que son filtraciones lo que pueden ser aciertos en el quehacer periodístico no es un ejemplo de comportamiento democrático. Nada que decir del Partido Popular pues, recordemos, el alcalde de Mogán afirmó conocer desde días antes su detención porque se lo habían dicho desde su partido. El grueso de ese electorado con el que se deben encarar estos políticos en mayo quiere acabar con la corrupción en Canarias, que es mucha, bastante extendida e hipoteca nuestro futuro económico y nuestro futuro como gente decente. Pónganse como se pongan,los ciudadanos quieren que trabajen los jueces, fiscales y policías, porque quieren saber quiénes son los políticos en los que deben confiar. A nosotros como medio de comunicación acaso nos corresponde hacer una autocrítica consistente en burlar la cultura del tomate-tomate, asumir en cada línea de nuestra información que en cada escuchado o imputado anida la presunción de inocencia, y proceder con el respeto debido. Nuestro trabajo no consiste en dar la razón a nadie, sino en acercar a nuestros lectores las razones para que ellos libremente decidan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha