eldiario.es

Menú

El brote de salmonelosis en Gran Canaria por Leopoldo O’ Shanahan Roca

- PUBLICIDAD -

Las salmonelas se encuentran repartidas por todo el mundo. En las aguas fecales siempre encontraremos salmonelas, por lo que aquellos medios naturales que reciben aguas residuales van a contener salmonelas con toda seguridad. La presencia de la serovariedad Salmonella kottbus no es nueva en Gran Canaria. Ya desde 1988 el doctor Carmelo Monzón Moreno y yo mismo la aislamos en la costa de Gran Canaria, en las proximidades de un emisario submarino, a unos 1.200 metros de la orilla del mar. Eso no es raro ni alarmante, dado que como se mencionó más arriba, las aguas residuales contienen una enorme variedad de serotipos de salmonela y de muchos otros patógenos. Afortunadamente, las dos cepas aisladas resultaron sensibles a todos los antibióticos que probamos, cosa que no sucede con algunas otras serovariedades aisladas de las aguas costeras. La capacidad de producir una infección por salmonelosis está en relación con la dosis infectiva mínima. Por lo tanto, la dilución que el agua de mar ejerce sobre las aguas vertidas va a ser el mejor preventivo contra una hipotética infección por ingestión de agua de mar. En 1991, publicamos un artículo en una revista francesa (Revue Internationale d’Oceanographie Medicale, tomes 101 à 104, pg. 83-89) en el que informamos del aislamiento de este serotipo y de unos 25 serotipos más, considerando las dos cepas de Salmonella kottbus entre los serotipos menos frecuentes. Aislamientos de este serotipo han sido descritos en Estados Unidos, Rusia, Holanda, Brasil, Bulgaria y otros países. * Leopoldo O’ Shanahan Roca es doctor en Biología.

Leopoldo O’ Shanahan Roca *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha