eldiario.es

Menú

Hacen falta diez archipiélagos

- PUBLICIDAD -

No sé cuántos diputados asistieron ayer a la celebración de este foro. Sabemos que no fueron ni el presidente del gobierno ni el vicepresidente. Paulino Rivero estaba en Washington y José Manuel Soria estaba en Madeira. Ayer fuimos felices, estas islas funcionaron sin problemas con Rivero y con Soria lejos de aquí. Hacen falta diez archipiélagos, pero nos sobran Paulino y Soria.

El mensaje de los expertos es claro, seguimos manteniendo un modelo desarrollista que destroza nuestro territorio y acaba con las energías. Y el mensaje se dio en el mismo parlamento que ha tirado a la basura todas las iniciativas legislativas populares que querían poner freno al disparate desarrollista: Iniciativa de crecimiento cero de Ben Magec, iniciativa para salvar Granadilla, propuestas para salvar el catálogo de especies de Canarias. Resulta curioso que hayan convocado este foro los mismos que están cargándose el territorio, apostando por el crecimiento sin límites, defendiendo el cemento frente al talento, defendiendo que nos visiten un millón de turistas más cada año.

El mismo Parlamento canario que da prioridad a leyes que destruyen las especies protegidas, que monta comisiones de investigación sobre corruptelas eólicas que acaban protegiendo a los responsables políticos de las golfadas, un parlamento que convoca comisiones especialessobre niños desaparecidos y trae a policías de la CIA, pero cierra las puertas a movimientos sociales que condenan el desarrollismo, un parlamento que creó una comisión para investigar los apagones en los núcleos más poblados durante un temporal de viento y dejó que se fuera de rositas la eléctrica Unelco que ejerce su monopolio en las islas recaudando importantes beneficios sin hacer inversiones para evitar esos apagones...

Desde Washington el presidente Paulino Rivero pedía ayer a Zapatero que su gobierno y el PSOE respalden las competencias canarias sobre las aguas que están entre las islas, que ahora mismo son internacionales. Pero no lo hacía para poder controlar posibles vertidos o desastres naturales, no lo hacía como una reivindicación soberanista propia de un presidente que se define nacionalista, lo hacía porque, según día, "el archipiélago tiene derecho a los recursos naturales que hay en esas aguas". ¿Está hablando del petróleo sin decirle, de la pesca que perdimos con la entrega del Sáhara, de cobrar comisiones a la flota japonesa que esquilma África? Defiendo que el mar canario pueda ser controlado desde las islas, pero si lo que plantea es tratar el mar como hemos tratado el territorio, mal camino llevamos, vamos a necesitar diez archipiélagos y diez océanos para poder hacer frente a tanta codicia.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha