eldiario.es

Menú

Harto de Monedero

- PUBLICIDAD -

Estoy más que harto de Monedero, hasta el punto que ya alguna tertulia me la salto y me pongo a ver cosas más entretenidas, como por ejemplo El Hormiguero. Es un síntoma del cansancio que me está produciendo la clase política y también buena parte de la clase periodística, y dos piedras, que ya no saben qué decir de los dirigentes de Podemos. Ya saben todos los adjetivos calificativos que les dedican los de la caverna mediática, que incluso han llegado a calificarlos de bárbaros, no sé si refiriéndose a los hunos o a los ostrogodos, o a lo mejor podría ser una referencia a los guanches, que los griegos calificaban a todos los pueblos del Norte de África como bereberes, y dicen que desde ahí vinieron a Canarias algunos pueblos bárbaros, o bereberes.

Lo cierto es que me pongo a ver Informe Semanal de TVE, como excepción porque la tele de Rajoy mejor es no verla, y me sacan un informe de Monedero poniéndolo a parir lógicamente, y le comento todo esto a la vecina del quinto y cómo ahora como votante de toda la vida del PSOE me viene amenazando que le va a votar a Podemos, se desparrama en defensa de su nuevo ídolo: "Sabe lo que le digo, me gusta más Monedero que Pablo Iglesias y ningún otro dirigente podemista. Mire, lo de TVE ya es que da vergüenza, no sé cómo se pone a ver semejante panfleto, cuando la actualidad está en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania, en la lista Falciani y en la victoria de Grecia sobre Alemania, nada de eso, otra vuelta de tuerca con Monedero".

Le apunto que eso de la victoria de Grecia sobre Alemania me parece de momento que es una exageración, y se pone echa un diablo: "Sí señor, gran victoria. Una gran diferencia con Zapatero, que Ángela Merkel le leyó la cartilla y vino corriendo a cambiar el artículo 135 de la Constitución con sus compadres del Partido Popular. Me encanta también el Ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, ¡qué porte, qué calva, y sin corbata! Tiene una táctica económica negociadora que en traducción futbolística es un 5-4-1, con una defensa cerrada, un centro campo poblado y dominador, y ojo al punta del ataque. De momento van ganando a los puntos, porque ya no se habla ni de la troika, sino de las instituciones. El PPSOE está desesperado para que Grecia se hunda, pero van resistiendo muy honrosamente".

Le comento el debate del Estado de la Nación, y me corta tajante: "Otra chorrada, no me diga que piensa verlo. Mire, es una prueba más de que hay una España oficial, y otra España real, porque en el debate no van a estar ni Pablo Iglesias ni Albert Rivera, que son los dos políticos que están triunfando como la lejía el Papahuevo. A mí lo que digan Rajoy y Sánchez, me trae sin cuidado, estoy casi convencida que el año próximo pasarán a la historia política. Bueno, déjese de tanta política, ¿qué me dice lo del gamberro de Rubén Castro, maltratador de mujeres, y de la afición del Betis, justificando a Castro, ¡madre mía!, es una vergüenza, al estadio del Betis tenían que cerrarlo dos partiditos, verá como aprendían a exhaltar la violencia de género". Me remata a cuenta de Monedero. "¿Sabe lo que le digo? Si Podemos se dedica a robar, al menos serán otros los que roben, que ya el PPSOE lleva cuarenta años en el bote, y si roban Iglesias y correligionarios, pues a la próxima no les voto, y cambio el disco. Lo que no creo es ni en el partido único, ni en el bipartidismo, ya está bien de tanta mentira y camelo". Y se marchó deprisa y corriendo, a lo mejor para ver el debate del Estado de la Nación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha