eldiario.es

Menú

Infraestructuras básicas y no faraónicas

- PUBLICIDAD -

No es momento de culpar a nadie, pero sí debemos de ayudar entre todos a buscar soluciones que permitan evitar sucesos como los ya citados anteriormente. Según la Ley europea, la depuración del agua para beber es destinada al consumo humano y es la que sirve para beber, cocinar, preparar alimentos u otros usos domésticos.

Cada país regula por ley la calidad del agua destinada al consumo humano. Del mismo modo, la ley europea protege la salud de las personas de los efectos adversos derivados de cualquier tipo de contaminación de las aguas destinadas al consumo humano garantizando su salubridad y limpieza y por ello no puede contener ningún tipo de microorganismo, parásito o sustancia, en una cantidad o concentración que pueda suponer un peligro para la salud humana.

Así debe estar totalmente exenta de bacterias; limitada por litro de agua y tener menos de 50 miligramos nitratos, menos de 2 miligramos de cobre y otras sustancias químicas.85. La distribución del agua potable se realiza a través de la red de abastecimiento de agua potable por tuberías subterráneas o mediante el agua embotellada. Sin duda, este último dato es sumamente importantísimo, sobre todo a la hora de consolidar una calidad de agua más benigna, pura y segura para el consumo humano; pues en lugar de obtener el agua por canales de piedras y cementos, lo esencial y más seguro sería conducirla por tuberías subterráneas; donde no pueda ser adulterada, intoxicada o envenenada por algún desaprensivo o paranoico de la nueva sociedad del este comienzo de siglo XXI.

Entiendo, que los políticos no se miden por su popularidad, sino por su eficacia. No quiero buscar culpables políticos en estos dos asuntos graves, ya que se trata de accidentes muy puntuales, pero no exentos de reflexión y compromisos por parte de todos. Sin duda, el vertido que obligó a cerrar al baño la playa de Las Teresita, no deja de ser preocupante, pero más todavía es el ocurrido en Tegueste, donde el agua potable para el consumo humano se mezclo con el de la red de alcantarillado de aguas fecales. Ese sí que es grave y dañino para la salud pública de todo ser vivo. ¿Por qué la red de abastecimiento de agua no está canalizada a través de tuberías subterráneas?. ¿Por qué se mezcló el agua potable con las fecales y perjudicó de forma considerable a los habitantes de Tegueste?. ¿Se cumplió el protocolo de emergencia para este tipo de casos ocurrido en Tegueste?. ¿Se pusieron todas las medidas de seguridad e higiene para alertar y prevenir a los ciudadanos de Tegueste?. Esas y mil preguntas más recorren por la mente de muchos habitantes de la isla tinerfeña. Insisto, no trato de culpar alcalde de Tegueste o Santa Cruz de Tenerife. Sólo intento concienciar a los políticos y propios ciudadanos de la isla la necesidad de involucración, con el objetivo de encontrar alternativas que eviten casos graves como los sucedidos en días pasados en nuestra isla.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha