eldiario.es

Menú

Investidura y agenda canaria

- PUBLICIDAD -

Pedro Sánchez inició, el pasado miércoles 3 de febrero, el proceso para buscar apoyos a su investidura como presidente del Gobierno de España. Una de sus primera reuniones fue con el diputado de Nueva Canarias (NC) Pedro Quevedo, quien le manifestó que cuenta con la modesta aportación de NC para sacar adelante un programa reformista volcado en el empleo, la lucha contra las desigualdades, la defensa de los servicios públicos, la modificación de los sistemas electorales, para hacerlos más proporcionales, y la apertura de la senda que nos lleve a una reforma de la Constitución.

Desde Nueva Canarias consideramos que constituye una gran oportunidad para establecer un Ejecutivo progresista. Que ponga fin a cuatro años de austeridad, recortes y duro conservadurismo. Que piense y actúe para beneficiar a las mayorías sociales. Que acabe con el autoritarismo y el acusado centralismo del período reciente.

Un gobierno que apueste por una profunda reforma fiscal y por recuperar lo detraído en educación, sanidad y servicios sociales. Que busque siempre entendimientos entre las fuerzas políticas, las comunidades autónomas, las corporaciones locales y el conjunto de la sociedad. Que transparente la actuación de las administraciones y combata la desmoralizante corrupción. 

En NC compartimos con el PSOE, asimismo, la necesidad de profundizar en el modelo autonómico, avanzando hacia un Estado de naturaleza federal que respete las distintas peculiaridades de los diferentes territorios, entre ellas, de manera destacada las de Canarias, que cuenta con hechos diferenciales únicos por su ultraperificidad, reconocida por la Unión Europea. 

Compromiso con Canarias

De culminarse el actual y complejo proceso negociador con una votación favorable a Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados supondrá, además, una gran oportunidad para Canarias.

Fruto de los acuerdos establecidos por PSOE y NC en las elecciones del pasado 20 de diciembre no solo concurrimos conjuntamente en las dos circunscripciones canarias y nos comprometimos a apoyar su investidura, sino que establecimos un detallado compromiso programático específico para las Islas: una agenda canaria a desarrollar en esta legislatura.

Hemos vivido una etapa, la del Gobierno de Rajoy, marcada por el permanente maltrato a Canarias por parte del Ejecutivo estatal. Un maltrato –en los Presupuestos Generales del Estado, en el incumplimiento del Régimen Económico y Fiscal (REF)- que nos ha alejado de la convergencia con el conjunto del Estado y que ha afectado a nuestra economía, al desarrollo de nuestras infraestructuras y a nuestros servicios públicos. En definitiva, al bienestar de los ciudadanos y las ciudadanas de esta tierra.

La agenda canaria pretende revertir esa injusta situación que ha padecido y padece nuestra comunidad. Con medidas destinadas a mejorar la economía y el empleo así como a combatir las profundas desigualdades sociales que se producen en Canarias.

Por ello, se incluye la reforma de la financiación autonómica que, desde su aprobación en 2009, ha causado un gran daño a Canarias, situada en unos 600 millones de euros al año por debajo de la media de las autonomías de régimen común, y lastrando, por tanto, el funcionamiento de los servicios públicos. 

Plantea, asimismo, que en las cuentas públicas estatales se respeten los contenido del REF, especialmente los recogidos en sus artículos 95 y 96, que exigen que las inversiones del Estado en el Archipiélago estén situadas, al menos, en la media del conjunto de las comunidades, excluidas aquellas que sirven para compensar el hecho insular.

El documento suscrito por PSOE y NC incluye también el blindaje constitucional del Régimen Económico y Fiscal y distintas actuaciones relacionadas con sus mecanismos. Entre otras, las referidas al cumplimiento de la política de subvenciones al transporte aéreo y maritimo,así como la reducción de tasas en puertos y aeropuertos para favorecer la conectividad.

Igualmente, acciones que permitan recuperar las ayudas a la desalación de aguas, brutalmente recortadas por el Gobierno de Rajoy, recuperar bonificaciones en materia de energías renovables o derogar la contrarreforma del PP, de manera especial apostando por el autoconsumo energético.

Cumplir los convenios

Otros compromisos de la agenda canaria están destinados a recuperar el cumplimiento del convenio de carreteras (que perdió más de 700 millones de euros en estos cuatro años del Ejecutivo del PP), el impulso a un plan de empleo (dotado hasta la llegada de los conservadores a La Moncloa con 42 millones de euros anuales y que estos redujeron a cero euros) y contra la pobreza, la recuperación del Plan de Infraestructuras Turísticas (para actuar en las ciudades turísticas obsoletas), eliminado por el Gobierno conservador, y la mejora de la situación de nuestro sector primario.

Los representantes canarios en las Cortes Generales deben apostar por esta agenda canaria, cuyo desarrollo puede posibilitar redefinir positivamente las relaciones Canarias-Estado. 

En definitiva, por la naturaleza progresista que se pretende dar al nuevo Ejecutivo estatal. Por dirigir el núcleo de sus propuestas a combatir las desigualdades y potenciar los elementos sustanciales del Estado de Bienestar. Por las medidas concretas para nuestra comunidad incluidas en la agenda canaria elaborada por PSOE y NC. Por los compromisos en la mejora de la democracia y los sistemas electorales. Por todo ello, Canarias se juega mucho en este proceso hacia la investidura que puede permitir corregir el maltrato recibido y establecer unas bases sólidas para el crecimiento económico, el empleo, el desarrollo sostenible y la equidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha