eldiario.es

Menú

Lanzarote y la cúpula de Barceló

- PUBLICIDAD -

La serie "Lanzarote" de Barceló fue, a modo de Suite Vollard, réplica y homenaje a Picasso. ?Escenas de peleas de perros, frutas abiertas, pulpos, peces troceados, tubérculos, esqueletos de animales al sol, zoofilia... Realizada durante 1999 y 2000, tiene mucho que ver con sus acuarelas africanas. "Una gente de Lanzarote me llamaba, desde hacía más de diez años, para proponerme trabajar allí. Me gusta ir a Lanzarote para grabar. Me atrae especialmente el negro del paisaje. Se refleja en las técnicas del grabado que uso: principalmente el aguafuerte... alguna punta seca, pero esencialmente el aguafuerte. Sólo conocía la voz de esa gente de Lanzarote, y un día fui. Me gustó el sitio... pues seguí yendo. Salgo a la Graciosa a pescar y a bucear, sólo hago esto cuando voy allí, el ejercicio en Lanzarote es bucear y hacer grabado", ha declarado en una entrevista, donde añadía que "los primeros temas que grabé son las peleas de perros. Es un tema mío que he usado mucho. Una forma, un test para los impresores, para ver cómo les iban... Los bodegones, "las cebollas"... eran un poco mis temas, el bestiario, es muy imaginario: "un asno" encima de una mesa... recuerda también un poco a "los caprichos" [de Goya]. Los productos y pescados sí que tienen más que ver con lo local. También iba haciendo pruebas con betún, con herramientas y con abrasivos. Todos los bodegones formaban una serie de pruebas técnicas como estos cuadros de "estalactitas" que a menudo acaban siendo un bodegón, como este de los huevos fritos".

"Michel" Barceló "el africano", escribí una vez a propósito de sus bellos escritos, que me parecían tan influidos por Houellebecq... Lo mismo le ocurrió a Picasso con el "Guernica". Entonces fue el PNV quien dijo que aquellos garabatos no eran arte, que no representaban la tragedia del pueblo vasco, que "eso" eran capaces de hacerlo los niños... Otras veces han sido las izquierdas las que han arremetido contra la obra de Camilo José Cela, González Ruano, Fernando Arrabal o Gómez de la Serna por motivos políticos o ideológicos. Hoy le toca el turno a Barceló, y son las derechas en general y el PP en particular el que bordea el ridículo con esta zafia diatriba antiestética: "sobre gustos no hay nada escrito y a mí no me gusta", ha escrito uno de tantos ignorantes que al grito de "caña al mono" creen que insultando a Barceló le dan en el trasero a Zapatero. Craso error: sobre gustos hay muchísimo escrito, el problema es que no lo han leído ni quieren hacerlo. Les propongo dos autores: Antonio Machado en "El mañana efímero" de sus "Campos de Castilla" cuando dice que "Esa España inferior que ora y bosteza, vieja y tahúr, zaragatera y triste; esa España inferior que ora y embiste, cuando se digna usar la cabeza, aún tendrá luengo parto de varones, amantes de sagradas tradiciones y de sagradas formas y maneras". Y antes que él Baltasar Gracián le proporcionó las claves en "El Criticón": "la soberbia, como primera en todo lo malo, cogió la delantera, topó con España, primera provincia de la Europa. Le pareció tan de su genio que se perpetuó en ella, allí vive y allí reina con todos sus aliados: la estimación propia, el desprecio ajeno, el querer mandarlo todo y servir a nadie, el hacer del don Diego y vengo de los godos el lucir, el campear, el alabarse, el hablar mucho, alto y hueco, la gravedad, el fausto, el brío, con todo género de presunción, y todo esto desde el noble hasta el más plebeyo...". Enhorabuena, Barceló, nos has hecho ver, antes con tu "Lanzarote" y hoy con tu cúpula, tanto la modernidad hispana como la España eterna...

Federico Utrera

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha