eldiario.es

Menú

Lanzarote no tiene remedio

- PUBLICIDAD -

Recordemos la historia de este autor confeso de delitos de cohecho y tráfico de influencias. El TSJC dictó más de veinte sentencias firmes donde se anulan 22 complejos turísticos conejeros. En muchos casos se insta directamente al derribo de las instalaciones. Las licencias anuladas están todas en Yaiza y Teguise. Recordemos que los padres del Partido de Independientes de Lanzarote fueron los históricos alcaldes de estos ayuntamientos: Dimas Martín se desarrollo como animal político asaltando el Código Penal desde la alcaldía de Teguise, mientras que en Yaiza hizo lo mismito Honorio García Bravo.

El municipio que durante 14 años gobernó de aquella manera José Francisco Reyes se lleva la palma: 15 licencias anuladas (7609 plazas turísticas), mientras que en Teguise el TSJC anuló 7 licencias ( 3787 plazas en Costa Teguise). José Francisco Reyes citó como ejemplo de licencias PS (previo soborno) en su confesión ante la jueza el caso del hotel Papagayo Arena, todo un ejemplo de cómo se hicieron las cosas en Yaiza durante el mandato municipal del vicepresidente del Partido Nacionalista de Lanzarote. La licencia que dio Reyes el 1 de junio de 1998 autorizaba la construcción de 747 plazas, cuando el PIOT sólo permitía la ejecución de 146 plazas. También superaba la revisión del PIOT de 2001. En el informe de la Oficina del Plan Insular (16 de mayo de 1996) se decía que el proyecto del Papagayo Arena suponía un impacto visual negativo junto al monumento natural de Los Ajaches.

Cuando el diario El País publicó un reportaje sobre las licencias ilegales en Lanzarote, y denominó a la isla de los volcanes "la Marbella canaria", los promotores de la actual moción de censura en el cabildo de Lanzarote (PP, PNL, PIL y CC) se ofendieron, y acusaron al consejero de Turismo Carlos Espino (PSOE) de perjudicar la imagen de Lanzarote por filtrar los datos al periódico madrileño.Pero El País se quedó corto, Lanzarote es peor que Marbella. Porque en el municipio Andaluz el exalcalde Julián Muñoz sigue saliendo en la tele por los asuntos de su bragueta, por sus amores y desamores con la folklórica más famosa de España. Pero en Lanzarote personajes como José Francisco Reyes y Dimas Martín mantienen su fama porque se empeñan en repetir delitos después de haber sido condenados. Recordemos que Dimas Martín fue detenido en la cárcel, y se le investiga en el caso La Unión por dirigir una trama de corrupción a través de cargos públicos de su partido.

No criticaré las mociones de censura que están en marcha en Lanzarote, que tienen como objetivo integrar en las instituciones al partido que Dimas Martín dirige desde la cárcel. Las mociones con el PIL como aliado son legítimas y legales (por el momento lean separadas estas dos palabras: y- legales). Tan legales como los pactos y mociones que los últimos años han firmado el PSOE y el PIL. Pero me llama la atención el silencio de Nueva Canarias. El partido que lidera Román Rodríguez firmó un acuerdo de federación con el Partido Nacionalista de Lanzarote en abril de 2006. Los principios del acuerdo se resumen en un folio recogido en la página web del PNL. Tres de esos puntos dicen que Nueva Canarias y el PNV deciden federarse para apostar por:

"La defensa y la construcción de la identidad canaria, expresión de nuestro hecho diferencial, que nos identifica como pueblo. Aceptar y cumplir las normas democráticas de la convivencia y la ética política. También apuestan por la autonomía de la acción política frente a otros poderes e intereses." Las declaraciones del vicepresidente del PNL ante la jueza echan por tierra estos objetivos.

Hace unos días, con José Francisco Reyes en la cárcel, le pregunté a Román Rodríguez por ese acuerdo con el PNL, por la situación de Reyes y por los pactos en Lanzarote. El presidente de Nueva Canarias me respondió que el Partido Nacionalista de Lanzarote tiene autonomía política. Si Nueva Canarias mantiene su federación con el PNL después de la confesión de Reyes ante la jueza debemos entender que en Nueva Canarias también consideran que José Francisco Reyes tiene autonomía para delinquir.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha