eldiario.es

Menú

Lectura a la izquierda del PSOE por Octavio Hernández*

- PUBLICIDAD -

En Tenerife, IU y LV-GV son firmantes de la coalición Por Tenerife junto a Socialistas por Tenerife y Los Verdes de Canarias, y en el estado formalizaron para estas elecciones generales una coalición Izquierda Unida-Los Verdes que, dicho sea de paso, no habíamos apoyado nunca antes. Lo hicimos y guardamos silencio por responsabilidad ante la situación, dejando trabajar a IU en Canarias como única fuerza política capaz de obtener una representación digna y no testimonial en el Congreso. Por eso, LV-GV hubiéramos apoyado disciplinadamente la coalición de SSP, SxT y Equo con IU si se hubiera materializado, como ocurrió en la provincia de Las Palmas, apostando por la unidad como el que más, sin que nadie nos lo haya pedido. Pero al romperse esta en Tenerife, y más de la manera que SSP y SxT la rompieron en los medios de comunicación, automáticamente se activó la coalición IU-LV, de manera natural y sin necesidad de firmar nada. Algunos debieron pensar que excluyendo a IU en el último día para la formalización de coaliciones se garantizaban para sí mismos los réditos de la "confluencia", pero se equivocaban porque la coalición IU-LV para ese entonces ya se había formalizado a nivel estatal. En cualquier caso, LV-GV pactamos con quien libremente decidamos, ahora y en el futuro, y quienes se han prestado al ejercicio de negarnos la condición de parte en las negociaciones no pueden criticarnos luego por negociar aparte.

Esos modos nos ponen muy cuesta arriba un acuerdo en 2015. La pelota no está en nuestro tejado. Los divos que afinan su violín elevados por encima del hormiguero deberían subestimar menos a las hormigas y olvidarse de cuando eran estrellas de la mañana. Les vendría bien hacer ejercicio de humildad. Izquierda Unida, coaligada con LV-GV, representa ahora un resultado notable en el páramo electoral de las izquierdas, un escenario de avance frente al retroceso generalizado cuyo impulso está al margen de todas estas cuestiones localistas y personales. IU tiene otra oportunidad, es la oportunidad de decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas de poder realmente participar e impulsar políticas de cambio por la izquierda en un contexto de dominio abrumador de las políticas de derechas, y el impacto de once diputados en el Congreso se va a notar en Canarias y en los resultados de 2015. Buen horizonte para trabajar con ganas en la izquierda canaria y poner las cosas en su sitio: no es IU-LV la que debe sumarse a nadie en el papel de mendigo de una confluencia con otros. Que estos hagan la lectura correcta: déjense de creerse el centro de las aspiraciones políticas de los demás y busquen maneras de unir menos ensoberbecidas. Porque no se nos escapa que la motivación de fondo de la exclusión de IU-LV de la coalición de SSP y SxT en Tenerife puede haber sido preparar el terreno electoral de 2015. Es criticable, desde luego, pues IU-LV han ido a estas elecciones sin cálculos de oportunidad autonómicos, con una perspectiva real de hacer políticas de izquierdas en el Congreso, como ha demostrado en la provincia de Las Palmas, y con ICV, socio de Equo, a nivel estatal. En cambio, SSP, SxT y Equo han dañado a IU sin obtener nada a cambio, con la excusa de una atribución de votos que a ellos en realidad no les iban a servir para nada, pero en IU habrían sumado para otro diputado; han contribuido a mermar la representación de la izquierda, simplemente para desplegar un mapa de ruta que parece no haber tenido mucho que ver con la política estatal, sino con las elecciones municipales, insulares y autonómicas de dentro de tres años. Sigue habiendo rivalidades internas difíciles de explicar y exclusiones que esta izquierda no se puede permitir si es que quiere dedicarse a algo más que escenificar simulacros. Y si por poner negro sobre blanco con transparencia cómo son las cosas, se duelen los que pretenden mantener a la gente pastando en el limbo de la ausencia de crítica, créanme: no lo siento más que cuando se me ha criticado a mi con dureza. Porque la cuestión no es si te critican, sino si hay razón de verdad para la crítica, o es un ejercicio de ese navajeo gratuito que es marca de la casa en la izquierda canaria y que Ramón Trujillo ha denunciado, con razón, en los últimos meses, mientras arreciaban los ataques a Izquierda Unida por hacer lo que convenía a las políticas de izquierdas, y no lo que interesaba a algunos políticos de esta izquierda que deberían reflexionar, si su vanidad se lo permite.

*Representante electoral de Los Verdes-Grupo Verde en Canarias, miembro de la coalición Por Tenerife junto a Izquierda Unida Canaria, Socialistas por Tenerife y Los Verdes de Canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha