eldiario.es

Menú

Libertad de expresión o libertinaje nacional

- PUBLICIDAD -

Lo que ha sucedido en l os desayunos de TVE, con la "condesa consorte" Sra. Aguirre, esa "chipiritiflautica presidenta de la comunidad madrileña, es para enmarcar y figurar en los manuales del periodismo bien hecho. Ana Pastor, no se arrugó ante la "lideresa" y la puso en el sitio que le correspondía, como invitada a un programa de la televisión pública que pagamos todos.

Debió pensar Dª. Esperanza que todos los profesionales del periodismo, están al servicio del "Jefe/Jefa" político de turno; y se encontró con una Pastor que sabe muy bien su profesión, y llevó a la "oveja" a su redil, dejando prácticamente en "K.O. técnico" a la "fajadora" madrileña, a la que venció en los cinco asaltos que le duró la "Grande de España, condesa de Murillo.

Conociendo la peculiar "leche acidada" que destila, como buena seguidora del Tea Party de la Norteamérica profunda, se ha aprovechado de las páginas del periódico de su buen amigo Pedro J. Ramírez, para criticar a la presentadora, cuya entrevista ha calificado de interrogatorio.

Dª. Esperanza acostumbrada a llevar por delante el "guión" a su Telemadrid particular, debió pensar que Ana Pastor, era una más del gremio de los "modositos" profesionales del periodismo que le hacen la "ola" y se encontró con una profesional que cumpliendo con su trabajo, le recordó a la condesa que quién hacía las preguntas era ella, y quién debía dar respuestas era la presidenta de la villa del Oso el Madroño. Y ahí se iniciaron los "derrapes" de la Sra. Presidenta que terminó desquiciada y muy ofendida por el trato, confundiendo profesionalidad y rigor informativo, con sumisión y proselitismo al que tan habituada está.

Una vez más la lideresa del Partido Popular hace suyo el ideario del Tea Party, cuyas líneas maestras han comenzado a aplicar en los municipios catalanes donde gobiernan. La xenofobia y el peculiar apartheid que practican, con todo descaro, llevará a España a una encrucijada política de difícil solución, si en el 2013 las urnas les dan el gobierno a la trasnochada derecha española cuya figura encarna D. Mariano Rajoy, pero que está tutelado en la sombra por el nostálgico hijo de Quintanilla de Onesimo, que nos llevará nuevamente al renacer de las dos España; la del poder económico y la del sudor y la alpargata, que nos tendrá que hacer reflexionar sobre la transición de la derecha española que cambió su gran slogan de "una grande y libre" por "roba cuanto puedas", por eso Dª. Esperanza aboga por el ideario del Tea Party: abolición de la escuela pública fomentar la Universidad privada, menos impuestos, menos intervención del gobierno, más patriotismo (aunque maltraten a la bandera y a sus muertos) pues ni la bandera es la suya, ni los muertos les importa. Lo importante es amasar fortunas a costa del sudor y el hambre de la clase trabajadora, que por lo que vemos y oímos anda ciega y muda y muy complacida con los nuevos Yupis de la España de la pandereta.

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha