eldiario.es

Menú

Limpieza

- PUBLICIDAD -

En el lenguaje nos encontramos con multitud de frases hechas que utilizan los términos limpieza o suciedad. Limpiar el nombre, jugar limpio, o en la jerga policial cuando se dice alguien está limpio. También tenemos el ejemplo contrario. Mente sucia o j uego sucio.

¿Por qué no trasladamos ese gusto por la pulcritud a otros ámbitos?

En la televisión, por ejemplo, aunque si nos decidimos a limpiar ese medio el número de programas disminuiría considerablemente. O en algunos periódicos, donde la suciedad se agolpa miserablemente en las esquinas de sus editoriales.

Un ámbito en el que cada día se hace más evidente la falta de una limpieza a fondo es en la política, donde determinados personajes repugnantes con actitudes no menos nauseabundas deberían estar en otros lugares lejos las instituciones públicas. Miles de personas han demostrado estar hartas de la porquería que se esconde tras algunos maletines.

Los titulares del día siguiente serían similares a los que estamos acostumbrados a leer tras la celebración de fiestas populares; ''Los servicios de limpieza recogen 3 toneladas de basura en el Ayuntamiento'' con una aclaración del tipo ''Los operarios han estado trabajando hasta altas horas de la madrugada debido a la cantidad de porquería que han encontrado en algunos despachos.''

Y así, podríamos seguir con otras instituciones, organizaciones o empresas en las que también hace falta una limpieza a fondo y en las que algunos están muy cómodos escondidos tras la mugre. Más que nada, por higiene.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha