eldiario.es

Menú

Malagueñas, canarias y Pepe Benavente

- PUBLICIDAD -

No es verdad, los canarios no nos olvidamos nunca del Día de Canarias, pero no por ser la jornada de festividad institucional que conmemora la constitución del primer parlamento regional, sino simplemente porque es un día festivo.

Ni los ateos se olvidan nunca de la semana santa ni los escépticos orillan cada año el 30 de mayo, ese día en el que el Gobierno autónomo lo celebra con una luchada, dos folías, tres medallas y un concierto de Pepe Benavente.

Para recordarnos todo eso, algo que ya todos recordamos porque no hay día festivo que se olvide a ningún cristiano (ni agnóstico ni ateo), el Gobierno se está gastando su pastita para ametrallarnos con el Día de Canarias a través de múltiples anuncios.

El que está sacando en la tele parece un anuncio de coches, donde se ve una carretera y una mano que ondea al viento, casi igual que aquel espot de no me acuerdo qué marca en el que nos preguntaban si nos gustaba conducir. Al parecer a Paulino Rivero sí le gusta conducir, conducirnos más bien, aunque haya muchos canarios que se conduzcan solos.

Rivero es como María Cristina, que nos quiere gobernar, y nosotros le seguimos la corriente para que se lo crea y no nos dé la vara, como ahora con el maldito anuncio institucional que se parece al de una casa de coches. Por eso estamos del Gobierno, como de los coches, hasta la coronilla.

Las manos del anuncio también gesticulan de una forma extraña, como haciendo un triángulo en el aire, mirando al cielo. Hay quien ha relacionado ese gesto con el Teide, como si el anuncio tuviera un mensaje subliminal en el que se identificara la montaña más alta de España con Canarias, en Tenerife, con el archipiélago mismo.

Yo no soy muy susceptible a los piques regionales y los pleitos insulares. No me quedo mucho con estas suspicacias, pero ya me lo han hecho notar varias personas, por lo que no sé si tienen razón y la cosa va por ahí o soy yo el que estoy fuera de juego.

Me parecería escandaloso que el Gobierno regional utilizara un espot institucional para largar subliminalmente mensajes tendenciosos, insularistas y sectarios. Prefiero pensar que no y que el anuncio se debe sólo a la creatividad de la empresa encargada del espot.

No obstante, me extraña también la reiteración de esa imagen del triangulito hacia el cielo que algunos (no sé si muchos o pocos porque no he hecho una encuesta) han reconocido como un brindis al Teide, o lo que es lo mismo, a Tenerife.

-¿De dónde es el presidente del Gobierno?, me preguntan.

-De Tenerife, respondo.

-¿Y el anterior?

-De Tenerife también.

-Pues está claro, concluyen.

No sé si la conclusión es demasiado arriesgada y muchos ven en algunos gestos publicitarios cuestiones que están más en el subconsciente que en la realidad, pero resulta significativo y sintomático que la gente hable de esto sin el menor recato. Resulta raro, casi tan extraño como celebrar el Día de Canarias con una malagueña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha