eldiario.es

Menú

D. Mariano, pues va a ser que no

- PUBLICIDAD -

No hace muchos días, en la I Convención Exterior del P.P su mentor y telonero principal, nos vino a decir: "España no da para 17 organismo territoriales que hacen lo que el Estado. Es necesario reformar la ordenación del territorio y hacer frente a un gasto inútil". ¿En qué quedamos D. Mariano? ¿Un pasito p'a lante Maria, un pasito p'a tras? Esa canción ya no está de moda; así se explica que su hijo confiese que no le gusta salir con su padre porque los ciudadanos le paran y le preguntan. Su primogénito tiene aún su memoria limpia y en desarrollo, y no olvida lo que su papá va diciendo por ahí, y tanto dislate le incomoda.

Dice usted que: "España tiene sed de urnas" pero también sed de honradez, y no desea escuchar a falsos profetas. No es coherente el que usted pregone austeridad en Sevilla y el niño de los trajes de Valencia al que han ungido ustedes en ese acto, tenga una de las mayores deudas autonómicas que registra el Ministerio de Economía y Hacienda, haciéndole la competencia a sus otros "colegas" de Madrid y Galicia, también de su cuerda política. No deberían extrañarse que los "cachondos" reporteros de la Sexta-TV, le preguntaran al maniquí: ¿A qué el stand es tan bonito sin necesidad de pagar lo que le pagaban cuando lo montaba el Sr. Bigote? Sólo respondo a cosas serias, fue la escueta respuesta de presunto administrador mayor del Gürtel.

Lógico que el Sr. Aznar y López haya aceptado de buen grado la "llamada" del hombre impasible, para que le eche un cabo, no al cuello, como lo ha venido haciendo hasta la fecha, sino para que le ayude en la precampaña; y es que el de Famaztella utilizó la política para dar el salto al empresariado y hacer de su privilegiada agenda de presidente del gobierno, para obtener pingues beneficios con sus asesoramientos y oficinas en paraísos fiscales. Como ahora ve una posibilidad para pescar en el charco de los lebranchos, que las elecciones le deparan, el leviatán acepta complacido la tarea de poner a funcionar el ventilador de las insidias, descalificaciones, confabulaciones, y toda la basura de la que se encanta rodear, en favor del que hasta ahora desprestigiaba desde la caverna mediática y la colaboración de su FA-ES; para dar el salto, es ésta ocasión, de forma virtual a la Moncloa. Estoy seguro que ahora Dª. Ana no asesorará a Dª Elvira del color de los visillos, ni la marca de los jamones a colgar en la despensa, pero su José María sí que orientará al impasible, a moverse en las embravecidas aguas del poder político/económico sin que las pirañas le despedacen.

De ahí la insistencia de D. Mariano y sus correligionarios de dar por liquidada la legislatura y le imperiosa necesidad de convocar elecciones anticipadas, pues el reloj del tiempo gira en su contra. La información que del exterior nos llega, nos confirman que la senda trazada, es la correcta.

Hasta el rotativo del amigo del leviatán, no hace muchas fechas el The Wall Street Journal decía: "El destino del país (España) depende de las reformas de Zapatero". En la misma dirección The Economist, valoraba positivamente las medidas que el gobierno de España acomete, para hacer frente a la crisis; por último Goldman Sach, uno de los grupos de inversión más grandes del mundo, en su último informe de mercados, calificó a la economía española como totalmente sostenible.

Bien es cierto, que las medidas que Zapatero y su equipo ponen en marcha, es camino que tiene ya recorrido el "impasible" y que llegado a la Moncloa, sólo le restaría dar las últimas vueltas de tuerca a la economía; y ahí, los asalariados deberán tener claro, que quiénes sufrirán el "apretón" serán los trabajadores.

Reflexionar sobre la que nos podrá venir, es tarea de toda la sociedad, porque siendo conciente del justificado cabreo de los españoles en general, no es menos cierto que con el Partido Popular los asalariados y los pobres de solemnidad sufrirán las consecuencias, pues la derecha, no entiende de reparto de la riqueza, ni del Bienestar Social, y mucho menos de Educación y Seguridad Social pública. Su dogma es "El que reparte, se lleva la mejor parte".

Haciendo uso, una vez más, del refranero, recordar aquel que nos dice: "Prometer hasta meter, una vez metido, olvidar lo prometido" ¡¡Ojo al parche españoles!!

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha