eldiario.es

Menú

Mentiras y verdades sobre la Educación

- PUBLICIDAD -

Lo bueno de este informe es que también estudia a las familias, al profesorado y a la administración. Detrás de un joven que abandona su formación hay una familia que por diferentes circunstancias no ha estado pendiente de él. Sobre los profesores se destaca la falta de motivación y formación. Y en el papel de la administración el gasto por alumno es de los más bajos, estamos a la cola junto a Valencia, Murcia y Andalucía.

La costumbre de echarle la culpa de todo al gobierno es el camino fácil para cruzarnos de brazos y evitar nuestras responsabilidades. La semana pasada participé en una mesa redonda sobre Educación organizada por asociaciones de padres y madres de varios centros educativos de la capital grancanaria. Apenas asistieron unas 50 personas de público cuando los centros educativos que participaron en la organización sumaban varios miles de alumnos, varios miles de padres y madres y más de un centenar de profesores.

La reacción de la consejera de Educación a los datos de este informe fue positiva. ¡Por lo menos reconoce los datos! Estamos tan acostumbrados a que la consejera de Bienestar Social cuestione los resultados del Observatorio sobre Ley de Dependencia (que también nos sitúa a la cola), que la consejera de Sanidad cuestione los informes de la Asociación del Defensor del Paciente (que también nos sitúa a la cola), que el consejero de Medioambiente cuestione a nuestra comunidad científica, incluso que la consejera Milagros Luis Brito cuestione el informe Pisa?, que si ahora la consejera reconoce que tenemos un problema en la Educación, ya por lo menos hemos dado un paso adelante.

Aprovechó la consejera para criticar a los sindicatos, que vincularon los resultados del informe a los pocos presupuestos en Educación y la mala gestión del gobierno. Comparto la opinión de la consejera cuando dice que el tema presupuestario no puede ser la única causa. Creo que también hace falta autocrítica entre el profesorado, y hace falta más implicación de padres y madres en la comunidad educativa. En estos tiempos que corren resulta obsceno que un sindicato siga levantando la bandera de la homologación de los docentes aunque cueste 700 millones de euros que irían directamente a las cuentas corrientes de profesores y profesoras sin pedirles nada a cambio.

En lo que sí se equivocó la consejera de Educación es en declarar: "¿Que hacen falta recursos? Desde luego, pero los estamos poniendo, y estamos dispuestos a poner más". Con la mentira no vamos a ningún lado. Cuando tenemos a Soria Manostijeras muerto de gusto recortando en la sanidad y en la educación públicas, realizando esos recortes por obligación y por devoción, no se nos puede tratar como a tontos diciéndonos que van a poner más dinero en Educación. No lo van a poner. Hemos vivido más de una década de vacas gordas, de aumentos extraordinarios de los presupuestos públicos que no se han trasladado a la inversión en la educación pública. Nos gobiernan unos pijos que tienen a sus hijos en colegios privados, y les importa un pito lo que pase en los centros públicos. Esa es la realidad. La promesa de que van a aumentar los recursos es un cuento.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha