eldiario.es

Menú

La escuela de Música de Telde sí es rentable socialmente por Manuel Romero Hernández y otros

- PUBLICIDAD -

No parece que los argumentos de falta de financiación deban ser el motivo de cierre en este caso. No al menos con una demanda tan alta y sin haberse aplicado instrumentos de políticas de precios y de financiación habituales en empresas públicas y privadas. Es difícil entender que con una demanda tan potente deba cerrarse el servicio público, ya que ésta es un reflejo en primer lugar, de las preferencias de la población, que reclaman educación y cultura, y en segundo lugar porque expresa también su disposición a pagar por el servicio. Sin duda, que en época de restricción financiera debemos apretarnos el cinturón y aportar extra de nuestros bolsillos, y eso creemos que lo entendemos todos. No pretendemos tampoco que los demás paguen un servicio del que no se benefician directamente, ni tampoco decidir si hay que quitárselo a otro colectivo para dedicarlo a este. Creemos que esa es una trampa en la que no deberíamos caer. Sí pensamos que la propiedad pública es mejor garantía de bienestar en la prestación del servicio.

Por otro lado hay un factor que es determinante en la viabilidad y es que la escuela dispone de un prestigio y un reconocimiento social que a nivel empresarial se traduce en un sobrevalor denominado Fondo de Maniobra y que en este caso es aprovechable para garantizar su autonomía financiera promoviendo el patrocinio, la organización de actividades complementarias, e incluso el cambio de políticas tarifarias.

Pero aún consiguiendo el punto de equilibrio financiero para cubrir gastos, la escuela seguiría teniendo una rentabilidad social alta: A corto plazo, porque le estaríamos enseñando a los 900 niños matriculados que los adultos los respetamos y que valoramos sus esfuerzos. A largo plazo la formación musical le aporta a los niños una mayor predisposición al estudio, a la iniciativa, a la convivencia social, a la autodisciplina, al empleo del esfuerzo para obtener resultados, en definitiva valores que todos deseamos para nuestra sociedad, y de la que nos beneficiaremos todos en el futuro.

Si bien el primer incentivo es una elección de los padres para completar su educación intelectual, y desarrollar su nivel de sensibilidad artística, más adelante los niños avanzan solos y cogen el relevo con el amor a la música. Muchos niños han empezado con su formación a edades más tempranas, pero a los ocho años con cierta agitación e ilusión empiezan su formación musical con la elección de un instrumento y la recepción de las clases de lenguaje musical. Esto implica un esfuerzo importante, porque supone muchas horas de estudio y de práctica, que se suman a las que reciben en sus respectivas escuelas e institutos.

Pero además muchas familias han hecho esfuerzos económicos importantes adquiriendo instrumentos. Muchos niños siguen estudiando en vacaciones con los instrumentos para avanzar y mejorar su formación siguiendo las indicaciones de sus profesores. Muchos niños iniciaban este año su último curso de formación, algunos como paso previo al acceso al conservatorio. ¿Podemos ignorar su esfuerzo acumulado de años? Los niños aprenden por imitación, debemos enseñarles que los adultos valoramos su esfuerzo y su deseo de educación, y responderles con una solución positiva. Aquí no hay posibilidad de decir, bueno cerramos el servicio y cuando vengan épocas mejores lo recuperaremos.

Por otro lado, los políticos se lo deben a sus representados, deben avanzar y ofrecer soluciones a los servicios que la población demanda y no limitarse a recortar y hundirnos en la pobreza, en este caso también intelectual. Pensamos que el grupo de gobierno debe reunirse con los padres y profesores y desde el diálogo buscar la solución para superar esta crisis. Esa es la política que deseamos todos.

En la página de la escuela puede manifestar su apoyo para que no se cierre la escuela, http://www.emmudytt.org/ , muchas gracias.

*Manuel Roméro Hernández y un grupo de padres de alumnos de la Escuela de Municipal de Música Danza y Arte de Telde

Manuel Romero Hernández y otros*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha