eldiario.es

Menú

Números feos

- PUBLICIDAD -

A los forofos de la lotería les gustan los capicúas ?que casi nunca obtienen premio, por cierto- y buscan ilusionadamente los que acaban en 69, que tiene sus connotaciones erótico-festivas, pero también un cierto magnetismo para los amantes del azar, o en 13 por levar la contraria a los supersticiosos, lo que no deja de ser otra manera de superstición. Pero también hay a quien todos los números ?a uno sin ir más lejos- le parecen si no especialmente bonitos, sí respetables e interesantes, desde el imaginario cuya utilidad no deja se ser un truco casi taumatúrgico, pero útil, de los matemáticos, hasta el pi, que ha pasado a convertirse en una marca de ropa deportiva, pasando por la serie infinita de los números primos, que son los más individualistas de la numerología toda.

El caso es que a mucha gente le gusta apostar, a casi todo el mundo, con números o sin ellos, ya sea comprando un décimo, yendo al bingo ?lugar donde se demuestra que lo lúdico puede resultar aburridísimo- o votando en las urnas, que es una apuesta también en la que intervienen las normas aritméticas. Como se apuesta pactando no con un número feo, que es imposible, pero sí con un caballo no se sabe si perdedor. Paulino Rivero ha apostado claramente por el PP, convencido, seguramente, de que Rajoy ganará los comicios de marzo. Pero, como eso se lo han señalado los periodistas, el presidente canario no para de asegurar que pase lo que pase en la generales el acuerdo con el PP aquí durará cuatro años. Habrá que verlo y comprobar si un número tan bajito como el cuatro puede llegar a antojársenos horroroso. Aunque cuando apuestas por un número, no puedes dar marcha atrás, y cuando apuestas por un pacto, sí. Y rectificar es de sabios. Y de seudonacionalistas. Está en los genes políticos e históricos de CC.

José H. Chela

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha