eldiario.es

Menú

PGE contra Canarias

- PUBLICIDAD -

Lejos de resolver los problemas de la economía, los agravan al disminuir las políticas sectoriales y la inversión pública, con lo que contribuirán ?junto con la agresiva reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP- a que se incremente aún más el desempleo a lo largo del presente año, con esos 27.700 millones de euros que, entre impuestos y recortes, son retirados de la economía.

Antisociales

Son unos Presupuestos claramente antisociales. La partida de becas y ayudas al estudio se reducen en 166,4 millones de euros, lo que supone un 11,67% menos que en 2011; y el recorte global de Educación alcanza los 623 millones (21,9%). Se elimina, además, el plan de creación de plazas de escuelas infantiles para menores de 3 años, que todos los expertos consideran una etapa clave, especialmente para la equidad del sistema.

Desaparecen los 283 millones de euros que el Estado distribuía entre las autonomías para la gestión de la Ley de la Dependencia. Y el apoyo a los ayuntamientos para financiar los servicios sociales básicos cae casi a la mitad, pasando de 90 a 50 millones de euros, justo cuando hay más demanda por el profundo retroceso en las condiciones socioeconómicas de millones de personas, algo que se acentuará en el próximo período.

Pero también son unos PGE que van a paralizar la economía. Se produce, en primer lugar, una singular amnistía fiscal a los defraudadores, que desmoraliza a la mayoría social que cumple sus deberes con Hacienda y, asimismo, abre dudas sobre la constitucionalidad de la medida.

Además, estas cuentas públicas para 2012 retraen recursos a los sectores agrario, industrial, turístico, I+D+i y cultural, reduciendo la inversión pública para el conjunto del Estado en torno al 36%. Lo que repercutirá en una economía más paralizada y en mayor desempleo. Por cierto, las políticas activas de empleo padecen un hachazo de 1.600 millones de euros en estos PGE para 2012.

La inversión pública en programas de investigación sufre una caída de 647 millones de euros, un 34%, respecto a los PGE de 2011. El Gobierno reducirá un 5,45% al pago de prestaciones por desempleo, pese a reconocer que el paro aumentará en más de 630.000 personas este año. Y aumenta las tarifas de la luz y el gas, sube las tasas aeroportuarias y vuelve a elevar los impuestos, incumpliendo sus compromisos electorales.

Anticanarios

Pero estos PGE, igualmente, agrandan la brecha que separa a Canarias del resto de las comunidades autónomas. Entre otros factores porque la inversión del Estado cae un 48% en nuestro Archipiélago, frente al 36% de media española, es decir, en las Islas disminuye 12 puntos más. Si a ello añadimos que ya Canarias se encontraba un 23,1% por debajo de la media estatal, comprendemos la magnitud de esta injusta marginación.

En el fondo de suficiencia de la financiación autonómica, destinado al desarrollo de las políticas en las áreas de Educación, Sanidad o Servicios Sociales, se detraen más de 400 millones de euros, según fuentes del Gobierno de Canarias. Así se trata a una comunidad, la canaria, que ya está 600 millones de euros anuales por debajo de la media de las comunidades en financiación autonómica.

Por otra parte, se procede a un recorte significativo en programas muy importantes para las Islas. En desalación de aguas llega al 50%, que pagaremos los consumidores. En infraestructuras turísticas, esenciales para mejorar la calidad de nuestro principal sector, simplemente desaparecen las partidas. En infraestructuras educativas se pasa de 40 millones a cero. En carreteras se recorta el 65,5%, lo que paralizará obras en todo el Archipiélago, además de dejar tocadas a muchas empresas y generar más paro. En obras hidráulicas se pasa de 60,4 a 16,9 millones. Contrasta esto con lo señalado por Rajoy en el Debate de Investidura, en diciembre, cuando se comprometió a acercar a Canarias a la media de inversiones estatales. Lejos de hacerlo, el Gobierno del PP profundiza en la dirección contraria.

Junto a todo ese paquete de medidas contra Canarias, se eliminan las ayudas del POSEICAN-Ayudas de Estado, un auténtico golpe a nuestro sector primario, y se reducen un 46% las ayudas al transporte de mercancías, lo que reduce la competitividad de nuestras empresas e impacta negativamente en la cesta de la compra de los ciudadanos y ciudadanas de esta tierra.

Esta brutal detracción en el conjunto de las partidas que el Archipiélago recibe del Gobierno central, por encima de los 800 millones de euros, va a suponer una urgente revisión del Ejecutivo canario de las bonificaciones fiscales en vigor, así como de las tasas y de los impuestos, lo que advertimos desde NC en diciembre. Y va a generar, no les quepa duda, mayor depresión económica, más paro, más miseria y peores servicios públicos.

Y, encima, ese ajuste drástico que daña a la economía, a las empresas, a las instituciones y a las personas no satisface a los insaciables mercados. Como hemos podido ver estos días con el incremento de la prima de riesgo hasta alcanzar casi los 400 puntos, la subida de los intereses de los pocos créditos que se dan y la caída de las bolsas. Porque nadie se cree que se vaya a cumplir el objetivo de déficit y porque se conoce la gravedad del balance de la banca española.

Frente amplio

Canarias se encuentra en una situación muy grave, como han vuelto a reiterar los datos de desempleo de marzo con más de 4.800 parados más, un incremento de 18.130 en el primer trimestre del año, que coloca el paro registrado en 283.700 personas. Además, mientras que en el Estado en marzo suben los afiliados a la Seguridad Social, en Canarias experimentan una caída, datos que reflejan que en los tres primeros meses del año se han perdido12.832 empleos netos. Por ello, considero que es urgente avanzar hacia la creación de un frente amplio, social, político e institucional, que ofrezca una sólida respuesta a esta situación dramática, para defender a Canarias apostando firmemente por la dinamización económica, la generación de empleo y el fortalecimiento de los servicios públicos. De lo contrario, el deterioro social y económico del Archipiélago puede ser imparable e irrecuperable, y de imprevisibles consecuencias.

*Román Rodríguez es presidente de NC y diputado regional.

Román Rodríguez*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha