eldiario.es

Menú

PSC-PSOE, de los inventos y la conjura

- PUBLICIDAD -

Pero en esto dos últimos años, han inventado, y varias cosas si señor, originales no han sido, porque después del invento de la conspiración del 11 S, todo invento posterior es menor.

El primer invento, ha sido la de un Juan Fernando López Aguilar como elemento radical crispador de la vida política canaria, ningún invento nuevo, más bien copia de aquel Zapatero es un radical, que trasformó el ¡váyase Sr. González! en un, Felipe, sí que es un caballero de la política, alguien sensato, lo calificaban el otro día en el Parlamento Canario.

No crispa, el que canta las verdades del barquero en el Parlamento, sino los que a cada palabra responden con silbidos, bronca e interrupciones, victimas de una histeria que proviene de una derrota mal asumida y peor analizada, la solución no era el silencio, sino la verdad.

El segundo invento, se fue Aguilar y todo cambia, falsedad sobre falsedad, primero porque Aguilar no se ha ido, esta aquí, dirige la política del PSC, y sigue siendo el referente principal del PSC-PSOE.

Pero además, la política del Gobierno, de rechazo de leyes e iniciativas provenientes del Grupo Socialista es la misma, igual que la misma es la actitud de trabajo e iniciativas de los parlamentarios socialistas, empeñados en una oposición real, no de forma cobarde, en los medios de comunicación, la llamada oposición de papel, donde nadie contesta. Sino en la Cámara, frente al Gobierno, contrastando argumentos.

El tercer y penúltimo invento, es el más elaborado, quizás porque tiene que ver con un partido como el PSOE, muy respetuosos con las opiniones internas, y por tanto con el peligro, de que las mismas, se interpreten por la derecha y sus aliados como elementos de división.

Y más, cuando la opinión diferente es rara avis en los otros partidos, cuando no perseguida. Miremos el espectáculo del PP o la necesaria marcha de NC de CC. Pero nosotros somos así, y nos quieren y nos votan así , nuestro sistema de congresos, nuestras primarias, la idea de un partido abierto a la sociedad y más después del próximo congreso, lleva una transparencia inevitable,querida.

Ese invento, que funciona sobre nuestra propia democracia interna es "LA CONSPIRACION."

Trata de dividir a los socialistas canarios en buenos y malos, en mansos y aguerridos, en Juan Fernandistas y Saavedristas, en defensores y atacantes, fieles y traidores, etc. Nada nuevo bajo el sol.

Recuerdo cuando denunciamos y nos personamos en los tribunales, por acuerdo de la Comisión Ejecutiva Regional en el Caso Jinámar, Tiindaya e Icfem, entre otros, o cuando presentamos la Moción de Censura en el 2001, el que suscribe, Secretario General del PSC-PSOE en esos años, era un monstruo, alguien que mientras estuviera hacia imposible las relaciones con otros partidos, dijo el Sr. Rivero, otros socialistas de la época eran unos caballeros, los usaban contra su voluntad y desprecio, como a Maragall frente a Montilla en estos días.

Nunca me afectaron aquellas insidias sobre mis compañeros, ni me cambiaron el rumbo, pinchaban en hueso, en el hueso de la confianza en los míos.

Un elemento calificado de conspiración o contra conspiración, ha sido la publicación en los medios, de una comida de Juan Fernando con otros compañeros, la noticia debe ser, porque no debe comer habitualmente el Secretario General, ahora entiendo su esbelta figura, perdonen la broma, porque tener comidas, reuniones y todo tipo de contactos es lo habitual en un dirigente político.

Si se reunieron tres y es noticia, cuanto mas sería reuniones de mucha gente que lleva implícita una conspiración regional, nadie las ha publicado ni se conocen.

Porque no hay conspiración, hay un liderazgo aceptado y sancionado por las urnas y debate sobre posiciones, como siempre, por cierto, más locales e insulares que de otro nivel.

El debate es normal y sano, se produce hoy sobre la financiación autonómica, ayer sobre el modelo de Estado y mañana sobre el agua y su distribución.

Centrar la existencia de una conspiración en Jerónimo Saavedra porque ha opinado en alguna ocasión, es mucho decir, que me lo cuenten a mi.

Esas opiniones públicas, son y serán, y precisamente convierten a Saavedra en un socialista con una marca y espectro social diferente, pero no en un conspirador. Si algo le es ajeno a Jerónimo es lo orgánico, que distrae y descentra de otras labores claves.

Pero la operación de la derecha, tiene potentes altavoces, trata de crear dos bandos en el PSC y que algunos de sus militantes lo asuman, eso sí sería grave.

Con eso conseguirían varios objetivos;

La división de un partido preparado para gobernar y en estado de revista, que diría Juan Fernando.

Quebrar una estrategia clara, que no tiene atajos, con un objetivo único en el 2011, sinceramente, yo no veo otra estrategia hoy, con el actual marco de relación de fuerzas, que la marcada por el Secretario General y asumida por los órganos de dirección, digo más, si yo tuviera que apoyar un Presidente del PP o de CC con 26 diputados, entregaré el acta de diputado, para no cometer una indisciplina, escrito queda.¿Apoya algún socialista a Rivero Presidente?,no conozco a nadie y reto públicamente a que lo diga, si existe, esta en su derecho, lo debatimos. Temo que no tendremos debate por inexistencia de proponente.

Esa conspiración fantasma, que convierte cada opinión democrática, cada diferencia personal, de carácter, u opinión, en una estrategia contra el Secretario General, es la más peligrosa de las operaciones de la derecha.

La reacción no debe ser menos democracia sino más, más transparencia y más unidad. Cada dirigente en su sitio, administrando el silencio y la palabra, poniendo negro sobre blanco, como intento yo hoy, respeto y tolerancia.Confianza.

Otro objetivo; crear la imagen de un Partido y un Secretario General de parte, a favor de unos, que no se sabe quienes son, pero dejan caer que son radicales, probablemente radicalmente defensores de derechos y libertades de ideas y propuestas y contra otros que tampoco se sabe, y como no saben ponen, a Jerónimo, cuántas barbaridades, incluso personales ha dicho la derecha de Jerónimo, ahora, que cosas, es manso, de derechas y entregado a CC, que baje Dios y lo vea. Eso si, de camino dicen que no se ocupa de Las Palmas y que con el PP nos iba mejor, será a ellos .ellos.

No inventa nada nuevo la derecha canaria, tradicionalmente perezosa, propicia al negocio fácil y al invento importado.

Ya lo intentaron con Zapatero, tratando de que perdiera el tiempo persiguiendo fantasmas pero fracasaron y fracasaran, intentaron que unos socialistas usaran a Zapatero contra otros, ni él se dejó usar, ni nadie picó el anzuelo.

Zapatero ha captado el alma del PSOE, un partido de hombres y mujeres libres, celoso de sus libertades internas, un partido, como el mismo lo ha definido, intergeneracional, tolerante, esa es la foto del Consejo de Ministros, esa es la foto de la sociedad española. Zapatero se ha ganado la confianza del Partido y la sociedad, tolerancia frente a sectarismo, integración frente a exclusión, esas han sido las claves, esa la lección que le ha dado a la derecha.

En el PSC-PSOE no hay una conspiración, pero es un partido vivo, de difícil unanimidades, siempre te preguntaran por lo que no hiciste y difícilmente te aplaudirán por lo que se considera tu deber. Ningún dirigente esta ungido y menos elegido al dedo, como otros. Pero estamos enamorados de nuestro Partido,complicado, parlamentario, el nuestro.

Con todo, no conozco en estos momentos ni una sola Agrupación del Partido en Canarias, que esté en otra clave que no sea apoyar al Secretario General, aunque algunas lo publiciten más que otras, y algo se de las tripas del PSC.

Confieso que conozco una CONJURA, yo estoy en esa conjura. La que Juan Fernando López Aguilar debe liderar el proyecto de cambio en Canarias el 2011, cualquier otra opción, yo no digo que no sea democráticamente legitima, faltaba más, Stalin ya murió, y otros tantos dictadores después, pero es un disparate sustituir un filón electoral por un veremos, por un mirlo blanco que nadie conoce.

Así lo pensé, cuando lo propuse a la direcciondirección del PSC como candidato y cuando convoque el Congreso Eextraordinario. Ser coherente, es lo que hago ahora.

Mantengo íntegra mi capacidad de hombre libre, crítico y con ideas propias, que concibe el PSOE ni más ni menos que como Zapatero.

Sería bueno, que tal como hago yo hoy, lo explicitemos públicamente, para decirle a la derecha que estamos con los nuestros, "los nuestros, compañeros", son palabras de siempre, llenas de valores, de lealtad y tolerancia, de diferencia también, no somos clónicos.

Ni somos compañeros de pupitre, aunque sí de colegio, ni salgo con él de cena los fines de semana, ni frecuento su casa, ni le doy la lata, ni comparto sus aficiones, ni le presto apoyos que no necesita, aún más, en algunas cosas, opino diferente, y no pienso cambiar, lo mismo que muchos militantes del PSC-PSOE, somos así, puñeteramente libres.

Libremente digo, Juan Fernando es uno de los nuestros, representa al Partido y sus valores, es la expresión soberana de nuestros militantes, es el Secretario General, y estamos conjurados a que sea el próximo Presidente del Gobierno.

Dejemos pues a la derecha canaria en este y sólo en este caso," que inventen ellos," es parte de su frustración democrática.

Del resto de los inventos, los que hacen que los pueblos se desarrollen, nos ocupamos nosotros, y más después del 2011.

Canarias tiene un Partido unido, organizado y dirigido, estamos en las mejores condiciones para dar el salto a la modernidad que necesita esta Comunidad, ese es el objetivo, que no nos distraigan con inventos.

P.D. Cuando termino este artículo, leo un encuentro entre Saavedra y Juan Fernando en una Radio de Canarias, base común, buen estilo, discrepancias de matiz, mantengo lo escrito, no hay conspiración, hay libertad.

*Juan Carlos Alemán fue secretario general del PSC-PSOE entre 1997 y 2007.

Juan Carlos Alemán*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha