eldiario.es

Menú

El PSOE, la ética y el medio ambiente

- PUBLICIDAD -

Con el devenir de los años, el PSOE se ha convertido en una marca electoral, en una vía de fácil de acceso al poder, al dinero y la élite de los privilegiados sociales. Pero, a diferencia de la derecha que lo ha entendido siempre así, la marca de la rosa tiene un comportamiento vergonzante al mantener, a pesar de las evidencias, los discursos anteriores al centenario y la ambigüedad o la doble cara ante los hechos. Es tan notorio porque los propios socialistas dejan bien claro que su defensa del patrimonio natural es meramente un recurso publicitario. Fue propio presidente del partido y vicepresidente del gobierno Manuel Chávez quién redujo el patrimonio natural canario a un mero asunto de mercadeo de votos en el parlamento nacional. Es cierto que los socialistas canarios se ha apresurado a decir que ellos siguen opinando que debería llevarse al Constitucional, que si ganan las elecciones y gobiernan derogarán la ley, pero que credibilidad tiene un partido que está simultáneamente a favor y en contra del puerto de Granadilla, practica el caciquismo que critica en los otros y, por si fuera poco, ofrece espectáculos como los ocurridos con su actuación en todo el proceso del pelotazo de Las Teresitas o la imposición de gestoras y propuestas de expulsión de los anteriores cargos.

Si un canario se preguntara cómo sería un gobierno presidido por los socialistas no tendría más que mirar a La Gomera. Prácticamente el PSOE ha controlado la isla desde que sustituyeron a la UCD en el cabildo; es, sin duda, el mejor ejemplo para comprobar si lo que predican tiene algo que ver con lo que hacen. Basta repasar las hemerotecas digitales para ver una enorme cantidad de artículos

(la mayoría firmados por el pluriempleado presidente del cabildo) en los que se sostiene el discurso oficial: defensa del patrimonio natural, transparencia, diálogo con la sociedad, fomento y práctica de los usos y normas democráticas, respeto por el estado de derecho, etcétera, etcétera y por otra podemos leer como han actuado en casos como el de la embotelladora de Taguluche, las plantas de áridos en Santiago, la carretera de Arure, el tratamiento de residuos, los encauzamiento de barrancos, la cochinera de Arure o los vertidos en su red de saneamiento, etcétera, etcétera. Los hechos demuestran que los socialistas gomeros gobiernan con la mentira, el oscurantismo y el clientelismo como normas de comportamiento y, como objetivos ideológicos reales, solo les interesa mantenerse y beneficiarse del poder.

Hace dos años se denunció a todos los organismos responsables de unos hechos gravísimos al afectar a la salud de las personas y a la integridad del patrimonio natural gomero: se estaba excavando un pozo filtrante en el barranco de La Azucena para verter los residuos de la red sin ningún tipo de depuración. Se construyó, al parecer, para sustituir al colmatado "depósito" anterior, una la cueva sobre-excavada en el cantil del barranco. La tubería de la red, que no cumplía los requisitos técnicos según el informe, estaba rota en distintos puntos y vertiendo sus nauseabundos contenidos al barranco. La ilegalidad de la obra era tan manifiesta que se paralizó después de una visita del SEPRONA a raíz de las denuncias presentadas. Lo mismo ocurrió con la granja para cochinos negros construida sobre el el Lomo del Carretón -uno de los espacios protegidos más singulares de la isla- y que tenía previsto conectarse a la red de saneamiento de Arure. De ese disparate tan flagrante quedan unas instalaciones abandonadas a las que dicen que van a buscar un nuevo destino, pero no aclaran nada sobre la responsabilidad de tan costoso desatino.

Es su forma de entender la transparencia. Pero en esta ocasión han vuelto a ser la justicia la que ponga las cosas en su sitio pues el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de San Sebastián de La Gomera abrió, a solicitud de la fiscalía, Diligencia Previas del procedimiento 0000191/2010. El juez ya ha solicitado diversos informes, entre ellos, el de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural el día 19 de mayo. El informe fue remido al juzgado el 10 de noviembre y resulta demoledor. Las inspecciones realizadas constatan la existencia de una tubería que pretendía conectar la cochinera con la red saneamiento, aunque al haberse paralizado las obras era evidente que no causaban ningún tipo de contaminación, pero dejan claro que la preocupación por el medio ambiente y la salud de los vecinos no estaba entre los objetivos ni las preocupaciones de sus responsables. También constata el informe que el pozo filtrante excavado no está siendo utilizado, pero en sus conclusiones no deja dudas del grado de incongruencia de los responsables de esta añeja situación y de las "soluciones" que pretendían llevar a cabo : "Por tanto, se deduce que los vertidos de aguas residuales sobre el barranco causan un impacto significativo sobre las condiciones de hábitat dulceacuícola y su flora y fauna asociada, que se desarrolla en el primer tramo del barranco, que se extiende desde la pared de la presa de Santa Azucena, hasta unos 200 o 300 metros cauce abajo, incluyendo los 3 saltos de agua y los 5 charcos o pozas principales, igualmente afectadas, todo ello en Zona de Uso Moderado y Suelo Rústico de Protección Paisajístico del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey. Asimismo se aprecia riesgo de afección por contaminación en los tramos inferiores del barranco donde se desarrollan este tipo de hábitat dulceacuícola; incluyendo el tramo medio y bajo del Barranco de Los Ancones (Arure) por arrastre de las aguas residuales y de los residuos sólidos asociados, durante episodios de aumento de pluviales en el cauce del barranco, en Zona de Uso Moderado, Suelo Rústico de Protección Natural y Área de Sensibilidad Ecológica del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey."

La Justicia investiga si hay responsables de estos hechos delictivos, ha pedido informes y ha comenzado a citar a responsables de las administraciones, entre ellos al alcalde de Valle Gran Rey, que no pudo acudir a la cita el pasado día 13, aunque sí lo hizo el teniente de alcalde al día siguiente. Esperemos que la Justicia, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, impida estos desaguisados y, por supuesto, depure las responsabilidades a que haya lugar. Mientras tanto, seguimos esperando que los socialistas expliquen y aclaren cual es su cuota de responsabilidad en estos lamentables disparates ambientales.

Así gobiernan los socialistas en La Gomera, esos son los hechos. Y, ¿éste es el modelo que el PSOE aplicaría a toda Canarias si ganaran la elecciones ? En los discursos seguro que no, en ellos dicen lo que no hacen, que una cosa es predicar y otra dar trigo.

Eustaquio Villalba Moreno

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha