eldiario.es

Menú

Palestina, el Sr. Obama y la resurrección de los muertos

- PUBLICIDAD -

El próximo martes 22 de septiembre de 2009, se reúne el Sr. Obama con Abbás y Netanyahu. Ojalá lo que parece inamovible comience a caminar.

Israel parte de una posición de fortaleza militar , la intransigencia que caracteriza su política, y las acechanzas a las que está sometido su primer ministro por los ultraortodoxos judíos,-suponiéndole al Sr. Netanyahu, ¿por qué no?, buena voluntad.

Y de los asentamientos y colonos ni una palabra; ya lo ha dicho, no paraliza y no da marcha atrás porque si se atreviera a hacerlo entiendo que puede compartir la suerte de Sharon después de la retirada de Gaza o exponerse al magnicidio como se hiciera con Rabin, a manos de los propios judíos sionistas. Atado está a su propia intolerancia. Sigue sin fronteras definidas desde 1948.

La ANP (Autoridad Nacional Palestina) encabezada por un alicaído Mahmud Abbás no puede presentar en la reunión más que asuntos de extrema urgencia y que le den árnica para su noqueada posición. Recordemos que la ANP es un embrión de estado cuyo presidente pertenece al partido Al-Fatah y el gobierno palestino a Hamás, ganado limpia y democráticamente en unas elecciones libres.Y ambos enfrentados gravemente enfrentados.

Es esencial pues la puesta en marcha de una vía nueva, el fortalecimiento de la OLP cuyo principal partido,- Al-Fatah-, ha sido el soporte de la Causa Palestina, como interlocutor único, legítimo e internacionalmente reconocido por la ONU. Y Hamas debe integrarse en esa plataforma (OLP) y participar en las conversaciones o negociaciones que conciernan a los palestinos afectos al movimiento de resistencia que encarnan. Debe mantener un "alto el fuego" por tiempo indefinido contra Israel y no caer en las provocaciones israelíes. Poco probable pero, posible.

La ANP (Autoridad Nacional Palestina) debe dar paso y dejar el protagonismo a una OLP ú Organismo similar que agrupe todas las tendencias palestinas en estas conversaciones y cualquiera otras y con negociadores nuevamente elegidos. El interlocutor palestino debe ser otro distinto del Sr. Abbás o del actual equipo de negociación, puesto que ahora mismo es impensable que el Sr. Abbás represente la voluntad de todos los palestinos por muy presidente que sea de la ANP (ha retrasado las elecciones presidenciales que correspondían al mes de enero de 2009, basándose en una indiscutible legitimidad de prórroga pero contraria a los deseos de los palestinos) y el equipo negociador ha perdido credibilidad ante los propios palestinos.

El Sr. Obama muestra una excelente calidad y cantidad de palabras y propuestas.Este paso puede ser de enorme trascendencia para el principio del fin.

No es difícil saber que el Sr. Obama está atado a las fuerzas de siempre, que tienen en los Estados Unidos de Norteamérica, su eje principal. Desligarse de las mismas es tarea ardua.

Y vamos a la actualidad, al día de hoy y dejemos para la historia lo que ya es pasado.

Paz sólo habrá cuando haya Justicia; esa es la esperanza para los palestinos (Eduard Said). Busquemos la oportunidad y la consecución de la paz. Y finalmente, en palabras de John F. Kennedy: El hombre tiene que establecer un final para la guerra. Si no, la guerra establecerá un final para la humanidad.

El Sr. Obama proclama que hay que resucitar el proceso de paz pero resucitar a los muertos no es poder que le haya sido conferido. Una vez más hay que confiar en los milagros.

Carlos Juma

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha