eldiario.es

Menú

Paradojas del euro y del ministro

- PUBLICIDAD -

Solbes, en cambio, decidió dejar que cada españolito elija lo que va a cenar o no en Nochebuena, y dijo algo que todos sabemos desde hace tiempo: "No hemos interiorizado lo que es un euro". El ministro explicaba que no es normal que por dos cafés se deje un euro de propina, porque un euro equivale a 166 pesetas y nadie dejaría eso de propina si siguiéramos pagando con la rubia. Se le olvidó comentar que tampoco es normal que por dos cafés te cobren 2,50 euros, es decir, unas 420 pesetas. No digamos una cena o una play station. Y a la mayoría la opción de ir a comprar los regalos de Navidad a Nueva York nos queda un poco lejos, por fuerte que sea nuestra divisa.

Está claro que eso viene ocurriendo desde que se implantó la nueva moneda, y que la inflación que ha provocado el euro no es la misma que afrontamos ahora, pero sí es cierto que una se suma a la otra. Habida cuenta de que los precios no van a bajar y de que a todos no nos gusta el conejo, parece que la opción que se nos propone es un ejercicio de concienciación económica. Quizá deberían añadir una pegatina a cada billete y moneda de euro traduciendo su coste en pesetas. Tal vez así nos lo pensemos mejor a la hora de soltar la pasta. Aunque no deja de resultar extraño que un ministro de economía sugiera ideas que conduzcan de una forma u otra a frenar el consumo.

Esperanza Pamplona

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha