eldiario.es

Menú

Pistoleros y boxeadores

- PUBLICIDAD -

En ocasiones disfrazadas de declaraciones de personas que no saben aceptar una derrota. En otras, de algunos que no respetan a nada y a nadie y se dedican a disparar veneno contra todo aquel que le lleve la contraria. En ambos casos se trata de supuestos profesionales que no se han dado cuenta (o no quieren hacerlo) del poder que tienen las palabras que salen de su boca.

Tanto si presides una fundación que se lleva miles de euros al año para que gentes de bien tengan su pildorita de cultura o si diriges un periódico cuyo cometido tendría que ser el de informar, deberían controlar esa mala baba por lo menos de cara al público, por respeto, ya no sólo a sí mismos, sino a los que les leemos o les escuchamos.

Esto no es ni el viejo oeste ni un combate de boxeo donde se anima a que se pique al contrario. No deberían perder el norte de esa manera, olvidando la enorme responsabilidad de los cargos que ostentan. Porque alguien que no sabe o no le da la gana de controlarse para no soltar sapos y culebras por la boca puede resultar muy peligroso. Y aquellos que fomentan esa actitud, lo son aún más.

Les animo a que se desahoguen en la barra de un bar o en un cóctel que organice alguna institución a costa del erario público, pero no en los medios de comunicación. Porque no están ahí para aguantar sus disparos al aire, ni mucho menos los insultos y vejaciones a otras personas.

Así, que les recomiendo, que guarden sus guantes y sus pistolas, porque señores, no estamos ni en un ring, ni en el viejo oeste.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha