eldiario.es

Menú

Un Plan General para Valleseco

- PUBLICIDAD -

Mucho ha llovido desde entonces (aunque no lo suficiente para nuestro medio ambiente), habiéndole correspondido a otro grupo de compañeros en el partido y en el gobierno del Ayuntamiento iniciar, años más tarde, esa tarea y casi ponerla en práctica, si bien los ciudadanos otorgaron democráticamente a otro partido político tal responsabilidad. Si bien mis derroteros profesionales me ocupan en otras áreas, espero sinceramente por el bien del pueblo en que nací, que estén a la altura de tan importante encomienda.

El proceso comienza en 2000 con el inicio del expediente de tramitación del PGO, pero a día de hoy este documento sigue sin ver la luz de su aprobación definitiva. Impulsado por el grupo de gobierno socialista, el Plan nace para solventar una deuda histórica con los ciudadanos de este municipio, de poder disponer de un documento urbanístico a la altura de sus necesidades, como colectivo que comparte un mismo ámbito territorial, además de cumplir con un imperativo legal.

Para ello, el partido socialista creyó imprescindible iniciar los contactos oportunos con el resto de los grupos políticos con o sin representación plenaria y con los distintos colectivos sociales y económicos. Todos manifestaron su voluntad de participar y aportar ideas y sugerencias en la elaboración de un documento complejo y que por su trascendencia nos concierne a todos. Todos excepto el partido popular. Dicha formación, desde el principio, ha mantenido una postura beligerante y contraria con el modelo de ordenación que estaba proponiendo el grupo de gobierno socialista con la inestimable colaboración del resto de los colectivos. Con ese único fin, no dudaron en llevar a cabo una estrategia de acción política clara y no menos irresponsable: "?hay que trasladar a todos los vecinos de este municipio, puerta por puerta, la impresión de que el Plan General iba a afectar negativamente a sus intereses individuales?". Y lo hacían aportando información sesgada y manipulada, con el objetivo de confundir y tergiversar los verdaderos propósitos del Plan. Incluso se atrevieron, previo pago, a formular sus alegaciones, aprovechando la ocasión para poder introducir en las mismas su discurso político. Esta desinformación buscaba, a toda costa, un beneficio político a las puertas de un periodo preelectoral.

El gobierno socialista redactó y sometió el documento a la consideración ciudadana con el convencimiento de que iba a aportar soluciones globales a los problemas ambientales y urbanísticos existente y que, en suma, favorecería, por un lado, la igualdad social, a través de un reparto más equitativo y justo de las riquezas que puedan generarse, y, por otro lado, un desarrollo económico sostenible e integrador con el medio ambiente.

El Partido Popular, por el contrario, se limitó a descalificar sin ningún tipo de juicio y con total desconocimiento de las numerosas propuestas de actuaciones públicas, que iban dirigidas a subsanar una serie de deficiencias en cuanto a la ejecución de servicios básicos y de dotaciones y equipamientos que eran y siguen siendo demandadas por los ciudadanos.

Ahora que tienen el deber de gobernar, el partido popular, tiene la obligación de impulsar la fase final de la tramitación del Plan. Sin embargo, lejos de defender un documento que, anteriormente, había sido ampliamente debatido y consensuado a través de las múltiples consultas, algunas de ellas mediante información pública, que el gobierno socialista no dudó en ampliar los plazos mínimos exigibles, se limitan a aceptar un Plan marcado por los tijeretazos impuestos por otras administraciones. Y lo hacen con el argumento de que: "?este Plan es una herencia legada por el partido socialista". Que duda cabe que su desidia y total desinterés va a permitir que el modelo de ordenación resultante, sea cual sea, venga impuesto por "otros", dando así la espalda a la voluntad de la mayoría de los ciudadanos de este municipio y de sus intereses en favor de los suyos propios.

Según información facilitada por un miembro cercano del partido popular, este Plan General "maltrecho", deberá ser sometido próximamente a una nueva información pública con el único objetivo de cumplir un requisito legal de tramitación, condicionando así cualquier intento de abrir un nuevo debate social sobre un documento que ciertamente nos atañe a todos, y en el que se sustenta buena parte de nuestro futuro inmediato en materia social, económica y ambiental.

Aprovechamos esta oportunidad para indicarles que el partido socialista pondrá a disposición de todos los ciudadanos de Valleseco un servicio de información objetiva y honesta, con total transparencia y responsabilidad, sobre el contenido del Plan General tramitado por el grupo de gobierno del partido popular, con el firme propósito de defender y garantizar el derecho de todos, esperando con ello que sea de su interés y utilidad.

(*) Juan José Rodríguez Guerra es profesor de Ciencia Política y Sociología y secretario de Comunicación del PSC-PSOE de Telde.

Juan José Rodríguez Guerra *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha