eldiario.es

Menú

Pobreza en los barrios de nuestra ciudad

- PUBLICIDAD -

En las últimas semanas el Alcalde y la Concejala de Servicios Sociales han intentado quitar importancia a las protestas de los ciudadanos que viven en los barrios de la ciudad, con mayores índices de pobreza y de necesidades. La frase más repetida por ambos es que, en Las Palmas de Gran Canaria, "no hay un barrio peor que otro" y que en este caso, los vecinos de Cruz de Piedra "no tienen ni más ni menos dificultades que los demás barrios de la ciudad".

La frase "igual que todos los barrios de la ciudad" la dijeron en el pleno del mes de marzo de 2012, cuando se trató la problemática de El Lasso. Parece que el objetivo del gobierno municipal es que la ciudadanía se tranquilice, porque la situación de la pobreza en nuestra ciudad está bajo su control municipal.

Pero la realidad es muy tozuda y, un día sí y otro también, aparecen informes que alertan sobre la situación de pobreza en que han caído una buena parte de nuestros conciudadanos.

Canarias tenía 385.600 parados según la Encuesta de Población Activa (EPA) a 25 del pasado abril. El número de personas registradas en el Servicio Canario de Empleo (SCE) en solicitud de empleo en Canarias fue de 295.824

No se proporcionan datos de la EPA en Las Palmas de Gran Canaria, pero conociendo el número de parados (a 6 de mayo) registrados en el Servicio Canario de Empleo (SCE), que son 56.381, es fácil tener una cifra aproximada de los parados EPA en nuestra ciudad: 73.500 personas.

El paro EPA en Canarias equivale al 34,27% de la población activa. Si en Las Palmas de Gran Canaria se mantiene la misma proporción, es evidente que los barrios que superen ese porcentaje "no son iguales" que los que se mantienen en el 34,27%. Son barrios que tienen mayor pobreza y más cantidad de pobres.

Ése es el caso del barrio de El Lasso, en el que el Departamento de Psicología y Sociología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria hizo en el año 2011 un estudio denominado "Apoyo social comunitario y actitudes de cambio en el barrio" que presentó en 2012, con la escalofriante cifra de parados del 71,13 % de la población activa.

Hace unas semanas, el mismo Departamento presentó otro trabajo con el mismo nombre, pero relativo al barrio de El Polvorín-San Antonio, con datos recogidos en 2012, y con una no menos dura cifra de parados del 47,17 %.

El pasado 15 de mayo, el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y Bancaja, presentaron un trabajo denominado "Desarrollo humano y pobreza en España" en el que se compara la situación entre el año 2008 y el 2011 en todas las regiones. Mientras en España el índice de pobreza es de un 8% en Canarias es de un 21%. ¡Casi tres veces más que en el resto del país! Escuché en la radio a Carmen Herrero, de la Universidad de Alicante coautora del trabajo, que alertaba no solo del aumento del nivel de pobreza, sino que ha crecido y mucho el número de pobres.

La semana pasada, Cáritas presentó su "Informe 2012" con un nivel de detalle y de alarma que no han pasado desapercibidos. De las 7.084 familias a las que han atendido en Gran Canaria, 4.083 están en Las Palmas de Gran Canaria. O sea el 57,6% del total de ayudas a las familias han sido en nuestra capital.

Después de estos datos ¿va a repetir el Alcalde y la Concejala de Servicios Sociales que "todos los barrios tienen el mismo tipo de dificultades"? Si en la ciudad hay un paro EPA del 34,27% y en El Lasso del 71,13% ¿Tienen los habitantes de El Lasso el mismo nivel de dificultades que los que viven en la parte baja de la ciudad? No me cuente historias, señor Alcalde, que ofende a los habitantes de El Lasso, El Polvorín, Cruz de Piedra, Zárate, etc.

Y mientras la pobreza se extiende por los barrios más humildes de la ciudad ¿Qué están haciendo los Servicios Sociales para paliar el hambre, los cortes de agua y los de energía eléctrica en las viviendas con todos sus habitantes en paro? Enviar a una gran parte de gente que solicita ayuda del Ayuntamiento, a Cáritas y al Banco de Alimentos, instituciones que están desbordadas y no pueden atender tantas solicitudes como les llegan.

Señor Alcalde, no pierda más tiempo en desmentir la situación dramática de varios miles de vecinos de nuestra ciudad. Recuerde que el paro EPA en Las Palmas de Gran Canaria afecta a más de 73.000 vecinos. Reaccione. Declare la situación de emergencia en los barrios, conocidos por todos, que la necesiten. Saque dinero de los remanentes del ejercicio 2012 y destínelos a contratar más trabajadores o educadores sociales, que visiten las viviendas de esos barrios, y sepan cual es la realidad de cada una de las familias. Haga que se agilicen las ayudas, y que se mantengan en el tiempo. No se puede comer una semana de cada cuatro.

Sus planes para fomentar la economía (Plan de Internacionalización de la ciudad, turismo de cruceros, apertura de comercios en festivos, etc.,) son necesarios, pero para que los habitantes de Las Palmas de Gran Canaria puedan aguantar, hasta que se genere empleo y puedan volver a encontrar un trabajo, necesitan comer todos los días y vivir como personas del primer mundo, con agua corriente y luz en sus casas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha