eldiario.es

Menú

Propaganda, democracia y realidad

- PUBLICIDAD -

Eso sí, tratan de cubrir todas sus carencias mediante el maquillaje a través de la propaganda pura y dura. Lo hacen en el sistema educativo con dos medidas de calidad difusas y que no impactan en los problemas reales que determinan nuestros bajos niveles de éxito escolar; y en las que incluyen la apertura temprana de los centros, que poco o nada tiene que ver con la calidad educativa sino con la conciliación laboral. Al mismo tiempo, reducen drásticamente los presupuestos educativos (más del 7,5% en 2011) e implantan un sistema de sustituciones del profesorado que se encuentra de baja médica que deja sin clases a miles de niños y niñas durantes semanas o incluso meses. Unas circunstancias que han obligado a la ciudadanía a presentar una ley de iniciativa popular por la mejora de la educación pública en el Parlamento de Canarias, propuesta a la que expreso mi pleno apoyo.

Empleo

Lo hacen, de manera desvergonzada, en el empleo. Las hemerotecas guardan sus diversas promesas de creación de puestos de trabajo. 10.000 con la subida del impuesto sobre el tabaco rubio; 80.000 antes de mayo, según decía el presidente del Gobierno canario en el debate sobre el Estado de la Nacionalidad; y ahora otros 45.000 que Rivero promete para este primer semestre del año. Lo único cierto es que mientras se sucedían esas promesas el desempleo no ha parado de crecer y cerramos 2010 con 314.000 parados, como señala la Encuesta de Población Activa (EPA).

Es preciso recordar que esas presidenciales promesas son contradictorias con las previsiones macroeconómicas que establece la ley de presupuestos de Canarias para 2011, donde se reconoce que el nivel de desempleo se mantendrá en torno al 28,1% en este año, es decir, por encima de los 300.000 parados, y que el objetivo es estabilizar el paro y no crear empleo neto. Y, asimismo, que hasta los empresarios cercanos a ATI destacan que durante este año no se podrán generar más de 8.000 empleos, 72.000 menos que la imaginativa oferta presidencial.

Porque, al margen de las promesas y la propaganda, la cruda realidad de la gestión del Gobierno canario en esta legislatura es que hay 202.000 parados más y, lo que es aún más grave, en este periodo se han perdido 125.000 empleos netos, que es el número de afiliados menos que hay en la Seguridad Social en Canarias. Los datos de enero de 2011 tampoco son muy alentadores, ya que este mes se perdieron 7.953 afiliados a la Seguridad Social y el paro registrado se incrementó en 3.691 desempleados, por lo que parece aún más improbable que el presidente canario pueda cumplir su promesa.

Otro tanto sucede cuando venden sus acuerdos con Madrid. Los Presupuestos Generales del Estado nos colocan 242 millones de euros por debajo de la media estatal, incumpliendo el artículo 96 del REF. La financiación autonómica ha sido un auténtico fiasco por el que Canarias pierde 545 millones de euros al año. De los 2.500 millones de euros adicionales anuales del Plan Canarias no ha llegado a nuestra Comunidad ni un 5% de lo comprometido. El acuerdo sobre aguas interiores se hace al margen de la legalidad internacional y sin valor jurídico alguno. Eso sí, hay que reconocérselo, han logrado cargarse los sebadales, con la complicidad del Gobierno del Estado respecto a la nueva ley del catálogo de especies protegidas.

Y, también, han logrado que el PSOE estatal acepte sacar la reforma de la ley electoral canaria de la modificación del Estatuto de Autonomía, justo lo contrario de lo que decían los socialistas de las Islas. Perpetuando una situación de grave limitación democrática, al impedir que el Parlamento se constituya realmente sobre la decisión adoptada por los ciudadanos y ciudadanas en las urnas.

Calidad democrática

Una mirada a lo que ocurrió en los comicios autonómicos de 2007 muestra el profundo carácter antidemocrática del actual sistema y su burla de la voluntad ciudadana: el 36% de los votantes de Lanzarote (casi cuatro de cada diez) quedó sin representación en el Parlamento de Canarias; porcentaje que en Gran Canaria alcanzó el 23% (uno de cada cuatro), en Fuerteventura el 14% y en el conjunto de Canarias el 16,3% (más de 150.000 votantes). Esto no resiste la comparación con otras comunidades, donde esta circunstancia afecta entre el 1,8 y el 3% del voto válido.

Seguiremos asistiendo en los próximos meses al espectáculo propagandístico del Ejecutivo de ATI-CC. Pero más allá de la propaganda está la realidad, muy negativa, y que obliga a trabajar, de forma prioritaria, a favor de la economía y el empleo, sin falsas e incumplibles promesas, y con una apuesta decidida por los sectores productivos, por las energías renovables, por la inversión pública y por la estimulación de la demanda; y comprometidos, de manera especial, con la mejora de la formación de nuestra gente. Exigiendo, asimismo, a Madrid los recursos económicos que nos corresponden y que este Gobierno ha sido incapaz de defender. Y, en el plano de la democracia, obliga, también, a modificar profundamente unas injustas reglas de juego que hacen que el Parlamento no represente fielmente la soberanía de los hombres y mujeres de esta tierra, rebajando muy gravemente la calidad de la democracia en las Islas.

Román Rodríguez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha