eldiario.es

Menú

Recuperemos la calle...y el Parlamento

- PUBLICIDAD -

Los familiares y los amigos de Iván decidieron crear una plataforma llamada "conciencia social" para abrir un debate sobre el derecho a salir a la calle sin tener miedo, el derecho a reirnos y caminar por la noche con el único límite del respeto a los otros, sin temer a unos matones que aparecen en la próxima esquina o que te machacan en la puerta de la discoteca. Lo importante es el debate, la democracia es debatir. Las conclusiones no deben llegar la misma semana en la que hemos enterrado a una víctima. La democracia se construye desde la razón y la palabra, no desde las vísceras.

Cuando el debate esté maduro. Cuando esa plataforma haya logrado reunir a decenas de colectivos para hablar de la recuperación de las calles, cuando hayan llevado la palabra y las ideas a los institutos, las universidades, los sindicatos, las asociaciones vecinales, los colectivos sociales. Cuando elaboren unas propuestas legales a partir de ese debate democrático en la calle y en las casas, en las clases y en los recreos, en los parques y en los centros de trabajo. Cuando después de asesorarse con unos expertos en derecho elaboren una propuesta legal y la lleven a todos esos lugares y logren, por ejemplo, el respaldo de 45000 ciudadanos como el que lograron los colectivos ecologistas de la Federación Ben Magec. Cuando logren, como hicieron los ecologistas, el apoyo de UGT, Comisiones Obreras, Intersindical Canaria, COAG, exconsejeros de Medioambiente, ?

Cuando logren todo ese respaldo y alguien en nombre de esa plataforma suba a la tribuna del Parlamento de Canarias, sólo deseo que esa propuesta no acabe como la iniciativa de protección a nuestra tierra que llevó Ben Magec el jueves pasado al Parlamento. Deseo que la próxima propuesta que llegue al Parlamento respaldada por miles de ciudadanos no sea pateada hasta la muerte por una suerte de diputados que se están convirtiendo en matones de la palabra ciudadana, que colocados hasta las cejas por ingestión de cemento que sale de las hormigoneras que patrocinan sus campañas electorales, consideran peligroso que una iniciativa legislativa popular se tramite en el Parlamento como las otras iniciativas legislativas que proponen otros ciudadanos como Domingo Berriel, que no ha logrado el apoyo de ninguna organización social a su Ley de Medidas Urgentes para destrozar nuestro territorio, para que lo único verde que nos quede sean los campos de golf. Hay que recuperar la calle, sí, pero también el Parlamento, cuyo prestigio está cayendo al abismo.

La propuesta de Medidas Urgentes del consejero irresponsable de Medioambiente contará con el respaldo de Coalición Canaria y el Partido Popular, los mismos que hace unos días exigieron cobrar dietas por acudir una jornada laboral al Parlamento canario a celebrar el aniversario de la Constitución con champán, caviar y discurso de Paulino Rivero, fueron un día antes de la fecha, claro, que no están dispuestos sus señorías cementeros a que la democracia les joda un puente.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha