eldiario.es

Menú

Román debe explicarse

- PUBLICIDAD -

Aunque contaba con antecedentes, su trayectoria política se inició cuando ATI+Mauricio urdieron la traición a don Olarte para las elecciones de 1999. Había acuerdo para que éste fuera el candidato de CC a la presidencia, pero en los últimos meses del 98 se anunció la candidatura Adán-Mauricio. Mauricio planeaba acabar con el centrismo en CC para controlar él la organización Gran Canaria, los áticos deseaban descabalgar a don Olarte y los animalitos se conocen. El resultado fue Román, presidente. Y su vicepresidente, Adán, no necesitó puñal como el Hermoso Manuel respecto a Saavedra: ya se encargaba Mauricio del trabajo sucio contra Román, al que hostigó sin cesar durante sus cuatro años de mandato. Baste recordar la ocasión en que Mauricio le recomendó que dejara la política en manos de quienes sabían cuando como presidente quiso establecer un diálogo con la oposición psocialista. Aunque más llamativo fuera el pronunciamiento mauriciano a favor de la presidencia de Adán la misma mañana del debate de la censura psocialista a Román, al que dejó con los glúteos al aire. Dado que hay lectores que niegan los hechos que no les cuadran, he elegido como muestra estos dos fácilmente comprobables en las hemerotecas. Román quiso ganarse la buena voluntad ático-mauriciana y ayudó a consolidar el tinglado. Pero Mauricio no paró hasta la escisión de CC con la creación de NC. Paulino se hinchó entonces a proclamarse feliz por haberse quitado de encima a Román; aún menos le preocupó a Mauricio que ya tenía en marcha su conchabo con Soria. Los votos que se iban con NC serían sustituídos por los del PP en aquel proyecto de upenización que comenzara a caminar tras las elecciones de 2003 pero no cuajó por la inesperada victoria de Zapatero en 2004 que dejó al PP canario en la mar y sin remos. Lo que llevó a la ruptura de CC y PP, que vuelven al amor en la esperanza de que le vaya mejor a Rajoy en 2008. Vuelvo a CC-NC. La escisión no rompió el grupo canario en el Congreso hasta hace unos días. Dejando a un lado los insultos áticos y de otros, la decisión de Román es coherente en principio con lo que hay. Pero deberá explicar la razón de que se mande a mudar en este momento y no mucho antes. Justo al escindirse, pongo por caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha