eldiario.es

Menú

Ruptura, pero menos

- PUBLICIDAD -

Quiero decir que, en general, el personal sintió alivio. Hubo, incluso, bogos (vulgo, "brotes verdes") de esperanza. Sería el caso de Guadalupe González Taño, que preside el Cabildo palmero y la Federación de Cabildos Insulares (FECAI) sobre los que Soria ha descargado su peor mala baba. Espera González Taño que se abra ahora el diálogo con la administración autonómica pues con Soria y sus vengativos recortes, con los que se pasó por el arco del triunfo la nueva ley de Financiación, hubieran quedado para el arrastre las corporaciones insulares, sin posibilidades de mantener servicios sociales esenciales.

Por eso creo que González Taño cree aún en los Reyes Magos. Los presupuestos están ahí, los dejó hechos Soria, bien minaditos para jeringar. Debería recelar la dirigente palmera que el ex pretenda seguir enredando con los dineros públicos aunque deje físicamente el Gobierno. Un caso único en la historia, propiciado, ya ven, por Paulino que, dicen, trató de convencerlo para que se quedara al menos hasta la aprobación de los dichos presupuestos.

Hay quienes ven en la actitud pauliana, la de no apresurarse a publicar los decretos de cese de los populares y sacarle el sombrero a Soria, la astucia política de impedirle escurrir el bulto y que asuma la corresponsabilidad del invento. Asimismo, hay quien considera que Paulino no sabría muy bien qué hacer con el huevo que le ha puesto su ex socio y pretende que cada palo aguante su vela. No digo que no, aunque me parece que la explicación va más allá.

Si no me equivoco, es la tercera vez que a pocos meses de las elecciones CC y PP entonan el amigos que fuimos y rompen. Han repetido tanto la jugada que nadie se la cree ahora, por lo que han necesitado darle mayor dramatismo a la escenificación de la rupturita ; a ver si nos tragamos que van en serio para cogernos de nuevo con los calzones en los tobillos cuando vuelvan al apaño feliz después de las elecciones 2011, si la aritmética les es propicia. Apaño que presentarían como lo mejor para Canarias y un ejercicio de responsabilidad que estabilice la vida política canaria para más inri. Es significativo, en este sentido, que Paulino asegure haber pactado con Zapatero la reforma del Estatuto sin tocar la ley electoral para que CC mantenga la presidencia. Esta ley hizo también que Gran Canaria siguiera soportando a Soria, a pesar de que las urnas desalojaron al PP del ayuntamiento de Las Palmas y del Cabildo. Dice CC que la no reforma de las normas electorales es un trágala que Zapatero ha impuesto a los psocialistas canarios a cambio de los votos en el Congreso de Oramas y Perestelo. El PSC dice que eso es mentira. Ya veremos, digo yo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha