eldiario.es

Menú

Soria, el capitán Tan y el tío Aquiles

- PUBLICIDAD -

Sin embargo, Soria bien que aprovechó el ariete de la Televisión Canaria para hacerse promoción gratuita y propaganda política impagable a un costosísimo precio que pagamos todos los contribuyentes canarios. Como si no tuviera con los muchos millones de euros en autopropaganda que cada año destina en los presupuestos públicos de su Consejería de Hacienda.

Soria es ese político que no tiene tiempo de acudir a las conferencias que Paulino Rivero ofrece en Madrid porque, según dice, tiene cosas más importantes que hacer. Sin embargo, al vicepresidente autonómico no le ha faltado tiempo para estar en todas las romerías pueblerinas que se han celebrado este verano en los rincones más recónditos de la geografía insular y salir en la Televisión Canaria.

El presidente impopular de los populares parece sentirse molesto porque el Tribunal Supremo haya tumbado la sentencia de Tebeto que mal elaboró el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. De hecho había dicho que si había que pagar a Bittini se pagaba y punto, demostrando lo fácil que es disparar con pólvora del rey, sobre todo cuando se tiene un sueldo astronómico en comparación con el resto de sus paisanos.

Tras lo de Tebeto, la socialista Paquita Luengo ha llamado matones a los hermanos Soria (al mayor y al chico, que fue consejero de Industria cuando el Gobierno dio licencia para resucitar a Bittini). La diputada equipara a los Soria con los hermanos Dalton o, ya en versión cutre y doméstica, con los hermanos Malasombra, de aquella vieja serie de Valentina y Locomotoro de la tele en blanco y negro.

Quizá ésa sea la televisión que añora Soria. Estaría en su salsa cantando Sombras del Nublo con el capitán Tan y el tío Aquiles? siempre que hubiera una cámara de televisión de por medio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha