eldiario.es

Menú

Superar la crisis en Canarias

- PUBLICIDAD -

Sin embargo, dudo mucho que se haga realidad. Afrontar una crisis económica, que ha puesto en entredicho nuestra estructura económica, la archipelágica, requiere transformar los pilares sobre los que nos hemos apoyado en las últimas décadas, a la vez, que implementar nuevas medidas.

Una tarea de entidad que requiere tanto tiempo como trabajo y capacidad. Precisa de un Gobierno autonómico con ideas, conocedor de lo que tiene entre manos y con una política económica trazada para la Canarias del futuro.

Por el contrario, en lo que llevamos de legislatura, los ciudadanos no hemos percibido medidas de calado que respondan a un plan determinado. Un período muy valioso donde CC y PP han ido a remolque de los acontecimientos, al mismo tiempo, que mostrando la mayor de las omisiones, la indiferencia social más preocupante por los que no tienen de todo, los trabajadores, y mostrando una actitud de exoneración de la responsabilidad hacia el Gobierno nacional, cuando hay problemas, propios, que deben ser resueltos desde la Administración autonómica. En concreto, por los que gobiernan desde 1993.

El archipiélago tiene que encarar dos problemas, unidos entre sí, que claman ser resueltos, aun siendo conscientes de que no será nada fácil, con la mayor agilidad y responsabilidad institucional ante el futuro.

Por un lado, el patrón económico que ha vivido las Islas en las últimas décadas está agotado. Un modelo gestado en el desarrollismo tardofranquista que se ha prolongado hasta nuestros días. Una estructura que si bien sirvió para un crecimiento rápido y voluptuoso, pero con pies de barro, llama, ahora, a su fin.

Al respecto cabe señalar dos cuestiones. En primer lugar, que este momento prolongado, incentivado por las ayudas europeas, hubiese permitido ser inmejorable plataforma para constituir una economía del conocimiento más cimentada. Una proyección robusta ante posibles vaivenes posteriores que, en todo caso, conllevaría la conformación de una sociedad mejor agregada y con menores desigualdades.

La economía canaria no debe encorsetarse en el turismo y la construcción. A pesar de sus prontas ventajas, son muchos los efectos sociales que han ido parejos.

En las zonas turísticas de las Islas se percibe un marco laboral huérfano de cultura sindical, con todo lo que ello conlleva, que presenta una baja tasa de afiliación por parte de los trabajadores.

A su vez, son personas que están obligadas a un sobreesfuerzo en un sector tan sacrificado como el de los servicios en las coordenadas de hotel y playa. Lo que produce, entre otras cosas, un resquebrajamiento familiar ilustrado en el hijo llave. Aquel que tras la asistencia a la escuela regresa a su casa a encarar la tarde en la más absoluta soledad. Y no hace falta ser marxista para comprender que las clases sociales se reproducen a sí mismas.

Por consiguiente, los socialistas canarios sostenemos que desde nuestra posición geográfica, infraestructuras y, sobre todo, capital humano permiten nuevas maneras de diversificar la economía.

En segundo lugar, cabe señalar el alto desempleo que presenta el Archipiélago. La Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2009 indica una tasa de paro del 25,73%. La mayor de toda España, exceptuando Melilla. Una lacra insostenible por una sociedad, que no se lo merece, obligada a convivir con la economía sumergida y la inestabilidad laboral.

El déficit educativo que ostenta las Islas, producto del desmantelamiento de la FP y la ausencia de proyección de la calidad en las universidades, es alarmante. Según el Observatorio Joven del Empleo en España el 36% de los jóvenes canarios no encuentran trabajo. Es el dato más alto en todo el Estado.

Por último, retar los males estructurales que nos aquejan requiere de un Gobierno regional comprometido socialmente. Desde el PSC-PSOE aspiramos con tesón y perseverancia desempeñar este cometido. Sólo así puede paliarse la violencia social que genera el desempleo y, conjuntamente, neutralizar tanto la enorme desigualdad como las bolsas de pobreza que abaten a nuestras Islas.

* Secretario de Comunicación del PSC-PSOE

Rafael Álvarez Gil*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha