eldiario.es

Menú

Tasa turística, elementos para el debate

- PUBLICIDAD -

La imprescindible renovación de la planta turística obsoleta debe ir acompañada, asimismo, de una profunda renovación de los espacios públicos de las ciudades turísticas. Resulta esencial captar recursos, de los que hoy carece Canarias, para la modernización y mejora de esos espacios; una tarea que activará la economía y el empleo y, a su vez, generará condiciones más favorables para que la iniciativa privada emprenda la transformación de la actual oferta alojativa, para lo que precisa también de una mayor facilidad en el acceso a los créditos.

La renovación de los espacios públicos de las ciudades turísticas sería uno de los destinos fundamentales de lo que recaude el tributo sobre estancias turísticas en el Archipiélago, una nueva figura impositiva que Nueva Canarias ha presentado en el Parlamento con la intención de abrir el debate entre las organizaciones políticas, económicas y sociales.

En la prolongada y dura crisis que vive la economía canaria sólo el sector turístico ofrece unos resultados económicos positivos durante los últimos años. Este año 2013, las Islas van camino de batir el récord de llegada de turistas extranjeros. Esta se ha incrementado en el acumulado de enero a septiembre de este año un 1,9% sobre el mismo periodo de 2012 (año que ya tuvo un buen registro, pues sólo bajó un 0,6% respecto a 2011, que a su vez fue un año espléndido), ascendiendo a 7,5 millones de turistas.

Por otro lado, el comportamiento del gasto del turismo extranjero tiene si cabe un recorrido aún mejor en esta última etapa. En el acumulado de enero a septiembre de este año, el gasto del turismo extranjero asciende a 8.096 millones de euros, un 7,5% más que en el mismo periodo de año anterior, por encima de la variación interanual de la media estatal que fue de un 7,3%. También el gasto medio diario en estos nueve primeros meses del año se ha incrementado un 4,9%, y ya está en 111 euros/día, superior a los 108 de la media estatal.

Tasa justificada

En Nueva Canarias consideramos que las dificultades económicas por las que atraviesa nuestra comunidad, que comprometen el funcionamiento de los servicios públicos y reducen a la mínima expresión la capacidad de inversión, así como la necesidad ineludible de abordar la renovación del sector turístico, justifican incorporar una tasa sobre estancias turísticas en el Archipiélago, similar a la que ya funciona con eficiencia en distintas ciudades y estados.

Así sucede en Cataluña desde noviembre de 2012, cuando entró en vigor el impuesto sobre las pernoctaciones en establecimientos turísticos, siguiendo la estela de París, Nueva York, Roma, Venecia o Florencia. O en naciones como Alemania, Estados Unidos, Marruecos, Austria, Países Bajos, República Checa, Eslovaquia, Montenegro, Suiza, Túnez o Bélgica.

La experiencia catalana muestra que la tasa por estancia turística no ha hecho disminuir el número de visitantes, que son los que abonan directamente la misma en sus hoteles o apartamentos. De hecho, entre enero y septiembre de este año han aumentado en un 6,6% los turistas y, en un 11,9%, su gasto.

En nuestro caso proponemos una tasa en torno a un euro, sensiblemente inferior a la de Cataluña, que oscila entre 2,25 euros y 0,65 euros, según el tipo de establecimiento. Consideramos, además, que deberían quedar exentos de la misma los menores de 12 años y aquellas estancias subvencionadas por programas sociales de cualquier Estado miembro de la Unión Europea, como los del Inserso.

90 millones de euros

Con su implantación se podrían recaudar entre 70 y 90 millones de euros anuales. El 80% se destinaría a un fondo para desarrollar un plan de rehabilitación de los espacios públicos turísticos, que se distribuiría entre Gobierno, cabildos y ayuntamientos; y el 20% restante a compensar servicios públicos que disfrutan gratuitamente los turistas, desde la seguridad a las emergencias y la sanidad.

Entre los objetivos del plan de rehabilitación proponemos incluir la remodelación y rehabilitación de las zonas turísticas para potencias su calidad; el impulso del turismo sostenible; la promoción turística de Canarias; y la defensa y recuperación de bienes de interés del patrimonio histórico y cultural en zonas de influencia turística. Igualmente, la potenciación del consumo de productos locales en las zonas turísticas y entre nuestros visitantes; y la protección y gestión sostenible de espacios y recursos naturales.

Reitero, por último, el llamamiento al Gobierno de Canarias, así como a los grupos parlamentarios, los empresarios y los sindicatos para debatir sin prejuicios y para consensuar la tasa turística. Una iniciativa que, estoy convencido, ayudará a la rehabilitación de las ciudades turísticas y que supondrá en su desarrollo un importante estímulo a la economía y al empleo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha