eldiario.es

Menú

Tensión en el tripartito municipal

- PUBLICIDAD -

Augusto Hidalgo tiene toda la razón en afirmar que el tripartito municipal está trabajando bien y haciendo cosas positivas para el pueblo de Las Palmas de Gran Canaria. Para mayor añadido positivo diría que el alcalde capitalino lo está haciendo personalmente muy bien, y que las críticas que recibe del concejal Juan José Cardona son injustas, desmedidas, y muchas veces esquizofrénicas de una persona que ha asimilado perder el poder y que sigue obsesionado con la política. Diría que también lo está haciendo bien Javier Doreste, que como primer teniente de alcalde cumple holgadamente con sus funciones, está al loro, y según me chisman trabaja muy a gusto codo con codo con Hidalgo. Pero me dicen además quién no lo está haciendo muy bien es Pedro Quevedo, cómo además reparte sus funciones en la duplicidad que tiene como concejal municipal y diputado del Congreso nacional, a veces no sabe si está en la Gran Vía madrileña o la Avenida de Mesa y López capitalina, y así se gasta unos despistes morrocotudos incluso confundiendo a Cristóbal Montoro y Juan José Cardona cuando tiene algún debate aquí o acuyá.

Pero la quisicosa se ha complicado, incluso para Augusto Hidalgo, cuando Podemos Canarias ha advertido a Pedro Quevedo que si vota a favor del techo de gasto y la azotea de Cristóbal Montoro, el partido morado se puede plantear pedir la salida de Nueva Canarias del pacto tripartito, y en esta surge Javier Doreste y afirma que de eso nada, que las órdenes de las cuestiones municipales las da él y punto pelota, y que cómo está muy a gusto cobrando la nómina en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está dispuesto a apoyar a Pedro Quevedo hasta que la muerte los separe. Es una pena la situación que ha surgido en las Casas Consistoriales, que empieza a parecerse a la que hay en el Cabildo Insular de Gran Canaria, con un consejero de Podemos dimitido, Juan Manuel Brito, y dos tránsfugas, María Nebot y Miguel Ángel Rodríguez, gobernando con Antonio Morales.

Con todo esto, incluso para Hidalgo el asunto/trasunto no está muy claro, porque no hay que olvidar que Pedro Quevedo obtuvo el acta de diputado nacional en coalición con el PSOE lo cual no es muy ético y estético que el Partido Socialista vote en contra del techo del gasto de Montoro, y Quevedo lo apoye, con lo cual hasta Pedro Sánchez anda cabreado con Quevedo y molesto con Hidalgo que no lo llama al orden municipal. Por lo tanto le ha salido otro forúnculo a Podemos, y subrepticiamente casi al PSC/PSOE, y los morados ya tienen el primero en el Cabildo Insular, y el segundo en el Ayuntamiento capitalino, y es de esperar que Noemí Santana reconduzca con habilidad, paciencia, y democracia la situación que ya tiene tablas para eso y mucho  más. De todos modos, hasta ahora no se han decantado por ninguna posición los otros tres concejales de Podemos (LPGC Puede), Sergio Millares Cantero, María del Pilar Álvarez León, y Jacinto Ortega del Rosario, y me chisman que no están muy de acuerdo con el apoyo incondicional que dice Javier Doreste hará a Pedro Quevedo, ya lo veremos.

Pero circunscribiéndonos sólo a la cuestión de las perras, del posibilismo más inmediato, el techo de Montoro es muy bajito y afecta a las políticas de municipios como el de Las Palmas de Gran Canaria que están saneados y no pueden gastar el dinero que tienen disponible, nada menos que 56 millones de euros del ejercicio pasado, que además ha cumplido con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y que ahora se ve con las manos atadas por el matrimonio (político, off course) de Quevedo y Doreste. Unas posiciones de ambos muy difusas, porque si Nueva Canarias cree que va a conseguir muchos votos con ese practicismo con un ministro reprobado, Cristóbal Montoro, y un gobierno corrupto hasta el tuétano, el de Mariano Rajoy, creo que se equivocan los “nuevocanarios” porque si en Gran Canaria muchos medios de comunicación loan a Quevedo, en Tenerife no les digo nada como El Día, Diario de Avisos, y otros “comunicadores”, elogian a Ana Oramas. De ahí que la postura de Podemos Canarias es clarificadora y muy confusa la de Nueva Canarias, que no hay que olvidar que en las últimas elecciones autonómicas se vieron superados por los morados que debutaban electoralmente (siete diputados) por los cinco de NC, que si La Gomera tiene más asientos en Teobaldo Power hasta Casimiro Curbelo los llega a superar.

No es muy estético ni ético que Quevedo apoye al Partido Popular, a un ministro reprobado y condenado por su amnistía fiscal por el Tribunal Constitucional, y a un partido corrupto, y eso que fueron en alianza electoral con el PSOE. La contestación de Pedro Quevedo a Gonzo, en el programa El Intermedio de la Sexta, fue clarificadora cuando el periodista le preguntó si Nueva Canarias se había vendido por dinero. Respuesta quevediana: “Bueno sí, ja,ja,ja, es correcto, ja,ja,ja, pero suena fatal, ja,ja,ja”. Ja,ja,ja,ja,ja (me desternillo de risa). No debería Nueva Canarias reírse mucho porque las elecciones de 2019 llegarán, y hay muchos afiliados y votantes de NC que no les hace ni pizca de gracia que Quevedo duplique cargos en Madrid y en Las Palmas. Y debe pensar Doreste que si se enquista con la Secretaria General, Noemí Santana Perera, quienes hacen las listas en 2019 son los miembros del Consejo Autonómico de Podemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha