eldiario.es

Menú

Unánime desprecio institucional a Tomás Morales por Antonio Castellano

- PUBLICIDAD -

Mirando en las webs de las distintas instituciones que podrían aportar algo para celebrar el Día con toda la dignidad que se merece, ni una sóla, ¡ni una!, aporta la más mínima propuesta, recurso, material o actividad para dar a conocer a quien es una de las mayores figuras del modernismo en lengua española: Tomás Morales.

Dicho en otras palabras: en 365 días, ni una sóla institución ha tenido tiempo para presentar publicamente algún material para que nuestros niños y niñas, y nuestro pueblo en general, tengan un argumento más para sentirse sanamente orgullosos de ser canarios y de conocer las valiosísimas aportaciones de la Cultura Canaria a la Cultura Universal. Así nos luce el pelo.

El Gobierno de Canarias dispone de una página en la que recuerda la celebración, pero la página está absolutamente vacía: ni un recurso, ni una actividad, para trabajar en los colegios o bibliotecas. No es por ser mal pensado, pero el año pasado, dedicado a la dignísima figura de la tinerfeña Mª Rosa Alonso, sí hubo tiempo y ganas para elaborar materiales y actividades. Me alegro por ella y por nuestra cultura porque se lo merece. Nada que objetar. ¿Por qué el grancanario Tomás Morales no se merece el mismo trato?

En la web del Parlamento de Canarias no hay la menor referencia: a los depositarios de la representación popular la figura de Tomás Morales se la trae al pairo.

En la web de nuestro Cabildo Insular (Cultura, ...) tampoco aparece nada. Si cabe, este olvido es aún más grave: porque es nuestra primera institución insular y porque Tomás Morales fue, además, Vicepresidente de nuestro Cabildo. ¿Ni su obra poética ni su labor política merecen ser conocidas, recordadas y celebradas?

Y así llegamos, por fin, a la web del Ayuntamiento de Moya, villa natal de nuestro gran poeta. Aunque parezca mentira, nada de nada de nada. Pero no crean que son insensibles a la Cultura: anuncian un Desfile de Moda (con mayúsculas, para resaltar el evento).

Bueno, esta es la realidad: la Cultura Canaria parece no interesarle a nadie, parece no tener ningún valor. Parece que Canarias no tiene nada que aportar como pueblo, como colectivo, al acervo de la Cultura Universal.

Hace unos días, la concejala de Medio Ambiente del Ayto. de Madrid, Ana Botella de Aznar, se escudaba en la asfixia del paro para pretender ocultar el fracaso de la política medioambiental manifestada en la nube de contaminación que cubría Madrid.

En nuestro caso, no nos vale ni esa mala excusa: el paro y el desconocimiento de nuestro patrimonio natural y cultural son dos partes de la misma cara de la misma moneda. Dificilmente podemos valorar, respetar, cuidar y poner en valor lo que desconocemos. En una economía tan dependiente del turismo como la canaria, soñar en estas condiciones con ofrecer un servicio de calidad a un turismo de calidad es una utopía. Un turista de calidad, culto, quiere conocer también nuestro patrimonio. ¿Qué le vamos a ofrecer si ni siquiera lo conocemos y, por tanto, ni lo valoramos ni lo respetamos ni lo cuidamos?

Si nadie lo impide, el lunes 21 celebraremos un fracaso más de nuestra existencia como pueblo. Lo bueno es que casi nadie se va a enterar.

Antonio Castellano

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha