eldiario.es

Menú

Vendiendo armas a Mohamed VI

- PUBLICIDAD -

Quien denunció el contrato militar suscrito entre España y Marruecos fue Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida. El contrato compromete la venta de 1.200 blindados, 800 camiones militares y 10 patrulleras para la vigilancia de las costas marroquíes propias y ajenas. En dinero, representa la mitad de las exportaciones oficiales españolas de 2005 en material militar. Con esta venta, dice la organización de Meyer, “el presidente contribuye a rearmar al ejército marroquí, siendo conocedor que entre sus cometidos está la vigilancia del muro de los territorios ocupados y la persecución de lo saharauis que defienden el derecho legítimo a la autodeterminación”. Y sigue: “Con este macrocontrato y la reciente abstención de España en la comisión de descolonización de la ONU en relación al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui convierten al presidente (Zapatero) en cómplice de la política marroqu텔 Hace poco más de una semana que la Comisión Europea hizo un llamamiento a Marruecos, advirtiéndole sobre las graves violaciones de los derechos humanos que comete en el Sáhara. Pero igualmente impresentable parece el ocultamiento de la realidad interna de Marruecos y no sólo por los constantes ataques a la libertad de expresión, tema en plena regresión a pesar de las promesas aperturistas que siguen vendiéndonos por aquí los torpes abogados canarios y peninsulares de Mohamed VI. Además, Rabat necesita esas armas para reprimir, por ejemplo, a los 15.000 ciudadanos que el pasado 15 de diciembre se manifestó contra la subida de los precios del transporte (40%), del agua y de la electricidad (7%). Con millones de personas bajo el umbral de la pobreza y un 20% de desempleo. Dicho de otra manera, la crisis social marroquí en aumento requiere la democratización política que Mohamed VI impide con todas sus fuerzas y la ayuda exterior. ¿Alguna cláusula de esta venta española de armas indica que de ninguna manera podrán usarse en contra del pueblo marroquí o del saharaui ni para reprimir a los emigrantes africanos? ¿No? Pues la venta de armas contra países en guerra o que violan los derechos de las personas está expresamente prohibida por la Unión Europea. Bir Lehlu, portavoz del Gobierno saharaui, declaró lo siguiente: “Además de significar un gesto de desprecio hacia el conjunto de la opinión pública española en la cuestión del Sáhara occidental y otro de deslealtad y de traición hacia el pueblo saharaui comparable a los acuerdos de Madrid de 1975, el rearme del ejército marroquí por parte del Gobierno español (…) implicará para España la autoexclusión del grupo de países amigos del proceso de paz y de toda mediación futura entre las parte enfrentadas”. Enhorabuena, ministro Moratinos. Debo suponer y supongo que el Gobierno canario de Adán Martín está muy atareado con echar balones fuera en materia de corrupción como para ofrecernos alguna declaración sobre la venta de armas españolas a Mohamed VI y sus consecuencias para la comunidad autónoma que todavía encabeza. Ocioso, pues, pedirle un gesto en defensa de los derechos elementales de nuestros vecinos saharauis y marroquíes. ¡Qué cosas!

Rafael Morales

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha