eldiario.es

Menú

Ver para creer por José Ángel Martin

- PUBLICIDAD -

En esa condición de demócrata convencido no puedo menos que expresar mi rechazo e indignación por la decisión que ha tomado la dirección regional del PSC de disolver la Agrupación Municipal de Santa Cruz, e Insular de Tenerife y suspender el proceso de primarias. Tristeza, rabia e impotencia, es lo que he sentido al conocer el posicionamiento de la Comisión Ejecutiva Regional. Tristeza, porque la decisión se toma en un momento donde todas las encuestas reflejan, en un contexto económico y político adverso, un importante incremento electoral. Rabia, porque no tienen ninguna razón para tomar una decisión de ese calado, e impotencia porque, sea cual sea la decisión que adopte la Comisión Ejecutiva Federal habrá un único derrotado: el PSC-PSOE.

Si algo ha caracterizado a nuestro Partido en sus años de existencia es la sana posibilidad de discrepar, y los mecanismos de democracia interna para solventar esas discrepancias. No reconozco a un partido dirigido desde el revanchismo, que no respeta las más elementales reglas de la democracia, con miedo de sus dirigentes a expresarse en libertad, y que adopta unas decisiones que lo único que busca es "purgar" a todo aquello que le pueda hacer sombra.

Como miembro de la dirección local de Santa Cruz, y portavoz del Grupo Municipal Socialista de Santa Cruz no he contravenido ningún posicionamiento político o estrategia de la Comisión Ejecutiva Regional, causa principal que se esgrime para establecer las comisiones gestoras en Santa Cruz y en Tenerife. Por el contrario, me sentí orgulloso del apoyo de compañeros como el actual Vicesecretario General Regional, D. Francisco Hernández Spínola, o el Secretario de Política Municipal Regional D. Aurelio Abreu en las movilizaciones contra el PGO que se produjeron en Santa Cruz. También me sentí orgulloso cuando por primera vez, en los 16 años de mandato de D. Miguel Zerolo, se quedaba en minoría en el salón de plenos y conseguíamos aprobar la moción que sentenciaba el derribo del llamado mamotreto de la Playa de las Teresitas.

Hoy en Santa Cruz deberíamos estar hablando de otra cosa. Después de mucho esfuerzo y trabajo, hemos conseguido que el PGO no fuera aprobado definitivamente por la Cotmac. Es un éxito de los ciudadanos que salieron a la calle y defendieron sus derechos con las legítimas herramientas que te ofrece el estado de derecho, pero también es un éxito del PSC de Santa Cruz que mantuvo una posición inequívoca de defensa del interés general.

No he logrado encontrar, ni se me ha transmitido, ni un solo motivo que justifique la disolución de la agrupación local. Muy al contrario, en conversaciones con miembros destacados de la ejecutiva regional, durante el tiempo en el que he sido portavoz he recibido felicitaciones por el trabajo realizado y el rumbo que ha tomado el grupo municipal y la ejecutiva local de Santa Cruz.

Este trabajo, a mi modesto entender, el más positivo que ha tenido el PSOE en Santa Cruz en las últimas décadas, no se puede atribuir a una persona o a un grupo municipal. Es el fruto del trabajo realizado por los y las socialistas de Santa Cruz. Por los que ostentamos cargos institucionales u orgánicos en la agrupación local y por una militancia reactivada e ilusionada, que ha contribuido con su trabajo como nunca para que el proyecto socialista salga a delante.

No soy capaz de comprender cuáles son los motivos por los que se quiere desperdiciar el trabajo y el esfuerzo de los socialistas de mi ciudad. No entiendo cómo podemos ser capaces de echar por tierra la credibilidad ganada ante los ciudadanos.

Con la disolución de la agrupación local, no ganamos nada y lo perdemos todo.

José Ángel Martin

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha