eldiario.es

Menú

Verde cantamañanas político

- PUBLICIDAD -

Los vecinos custodian muy vivos algunos de sus memorables recitales de oscuridad, nocturnidad y alevosía. Forman parte inevitable de la reciente historia local. Así, famosa por negligente y atronadora fue, por ejemplo, la cantada que ofreció cuando desde la secretaría local del PSOE alentó y aplaudió la moción de censura del tránsfuga del 2001 que después le reportó el cargo de Coordinador Sociocomunitario.

Desde ese cargo repitió tropelía vergonzosa cuando, en plena efervescencia de la política Paraíso, el 2 de diciembre de 2004 bendijo con su propia firma un informe pendenciero para la vil y deshonesta compra por 42.000 euros del fantasmal barco de Pacuco, alegando un valor histórico inexistente que fue técnicamente cifrado en sólo mil euros, y argumentando hipótesis sociales respecto de la población marinera del Castillo que nunca fueron probadas. Que por inexistentes nunca podrán ser probadas.

Y como el gallo de San Pedro, Delgado Santana tripite nuevamente su canto de cloquío vendiéndole ahora a la ciudadanía de este municipio un proyecto de "Aula de la Naturaleza" inexistente. "In-exist-ente". Y eso está reconocido.

Esta última dasafinada del fotogénico y lustroso edil está escriturada y compuesta en claves de SI y En-RE-DO. El caso es que en un comunicado público muy reciente David Delgado Santana se congratula de recibir "la primera contribución al proyecto de Aula de la Naturaleza, que surge por la demanda de un incremento en el estudio de la naturaleza y por la necesidad de realizar actividades sostenibles acordes con los nuevos retos". ¿Nuevos retos?

Tal contribución se trataría de una supuesta y desconocida (por imprecisada) aportación económica de una entidad bancaria catalana con enormes intereses en el municipio para la compra de "herramientas de estudio necesarias", como "microscopios, telescopios, prismáticos y lupas". Según el propio Delgado Santana, "una de las ambiciones que se pretenden con este proyecto consiste en la creación de unas instalaciones donde los asistentes puedan pasar la noche y apreciar los cambios que se producen en el entorno". El comunicado finaliza diciendo que "la Concejalía de Medio Ambiente prosigue realizando gestiones para ampliar este convenio, no descartando la posible colaboración de obras administraciones públicas en el mismo". ¿Ambiciones?, ¿otras colaboraciones?

Contrastada la información, en el Ayuntamiento advierten que la cacareada Aula de la Naturaleza que vende el concejal David Delgado "no existe como tal", que "es un proyecto que está terminando de cuajar", que "es la suma de varios servicios de educación ambiental", que "el concejal, como siempre, mete el carro delante del burro" y, por supuesto, que se desconoce que el proyecto en sí cuente con una consignación económica presupuestaria propia presente o futura.

Vamos, que el Aula de la Naturaleza tiene un pase como "marketing" navideño, pero como proyecto real carece siquiera de una sola fibra CSI donde sustentarse. ¿Microscopios, telescopios, prismáticos y lupas son herramientas necesarias pues para qué proyecto? Como ciudadano me asusta que los políticos divaguen de modo tan irrisorio. Real y efectivo sería que el señor teniente de Alcalde y concejal de Medio Ambiente gestionara y respondiera: ¿para cuándo una verdadera política de revisión, reciclaje y reutilización en este municipio?, ¿para cuándo el transporte colectivo eficiente y no contaminante?, ¿para cuándo la selección de basuras y la supresión definitiva de las compactadoras? ¿Para cuándo una conversación sensata y madura con los vecinos de Juan Grande y El Castillo sobre las distintas instalaciones contaminantes que les atenazan?

Y ojo. El Ayuntamiento tendría que disponer de un registro para datar y conocer el verdadero y definitivo paradero de donaciones que, como esos microscopios, telescopios, prismáticos y lupas, llegan al Ayuntamiento para proyectos cuajados o sin cuajar. Se sabría el destino y recaudo final de tales herramientas y sus euros, y se evitaría que aquellas pudieran extraviarse en sonadas cantamañanadas políticas.

Fidel Araña

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha