eldiario.es

Menú

Very Jar, very Jar, José Antonio

- PUBLICIDAD -

La última semana del año pasado te montaste en El Correíllo. Se acababa un año y comenzaba otro. Por el estudio apareció José Antonio Rodríguez con unas botellas de licor de Artenara. Acabamos la entrevista brindando por el nuevo año, por Artenara y por el nuevo disco "Very JAR" que ibas a presentar la semana que viene en las fiestas de San Juan. Recuerdo con mucho cariño aquella entrevista.

Pero antes de todo eso estuvo aquel muchacho que conocí hace tres lustros. Aquella cinta de casette que me llevaste a Canal 28 Onda Cero, te acompañaba Saavedra, no recuerdo si ya habías grabado algo con el Trío Timple. Solo sé que aquel pibito me hablaba del timple como quien habla de un amor con el que quiere compartir el resto de sus días.

Ya eras grande, pero fuiste creciendo en cada disco. Después te fuiste a grabar con una compañía de la Península Ibérica. Recuerdo que me llamó un señor hablando "fisno", me quería explicar quién era José Antonio Ramos. Era el responsable de prensa de tu nueva compañía de discos y me quería convencer de que eras un gran músico. Para que no gastara tanta saliva le expliqué que te conocía desde que grababas canciones en cassetes, el hombre se quedó cortado y quedó en mandarme un vídeo a Canal 6 Televisión. Unas semanas después hablamos y te dije: "chacho, José Antonio, no me mandes a un godo a explicarme quién eres tú". Te reíste y me contaste que desde Canarias era muy difícil llegar a la Península y por eso tuviste que grabar con una compañía de allí. Yo sólo quería molestarte un pizco y entendía perfectamente el momento profesional que vivías.

La última imagen que tengo de ti fue la del inicio de tu actuación en la inauguración de la Radio Canaria. Sólo pude ver por televisión como tocabas los primeros acordes de una canción junto a la guitarra de Carlos Oramas y voz de Estupiñán. No hubo tiempo para más porque cortaron la retransmisión televisiva del acto, el coñazo de los discursos de los políticos sobre la canariedad, la cultura y la unidad de las islas se comió todo el tiempo y los espectadores no pudimos disfrutar de tu arte. No podré volver a verte sobre el escenario. Hace unas horas tu corazón se paró dentro del estudio de Divina Pastora donde grababas tus discos. Maldita bicicleta estátitca. Very JAR, very JAR, José Antonio, el timple te sigue esperando.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha