eldiario.es

Menú

Victoria del Cid sobre PP Manolo Soria

- PUBLICIDAD -

El congreso de Bulgaria que finalizó con la reelección de PP Manolo el Humilde con el apoyo del 94% de los dedodelegados fue sólo una película que no se creyó nadie. Tras la operación de acoso y derribo a Paulino Montesdeoca quien diga que no sabe que en el PP de Soria no hay democracia está claro que vive en otro continente o en Australia, que viene a ser lo mismo. Recordemos los hechos: al principio aspiraban a la presidencia del PP de Gran Canaria Lucas Bravo de Laguna, Mercedes Roldós, Carmen Guerra, Rosa Rodríguez, Larry Álvarez y Paulino Montesdeoca. Aparece en escena el rey de Bulgaria y dice a su círculo de confianza: Australia Navarro será la próxima presidenta del PP de Gran Canaria. Entonces la gente más obediente da un paso atrás y Rosa Rodríguez y Paulino Montesdeoca dan un paso adelante. Australia compra a Rosa Rodríguez con el cargo de secretaria insular pero Paulino Montesdeoca mantiene su candidatura.

Soria llama a Miguel Jorge para imponerle los nombres de las cinco personas que debían estar en el comité organizador del congreso. Por primera vez en tres años PP Manolo asiste a una reunión del comité directivo del PP de Gran Canaria para comprobar que Miguel Jorge cumplía sus órdenes. Los cinco magníficos puestos por Soria comienzan la guerra: impiden la celebración de asambleas en municipios importantes donde Paulino podía obtener la mayoría de compromisarios: Arucas, Artenara, Mogán, Gáldar, San Mateo? Le niegan a Paulino los datos de los militantes que estaban al corriente de las cuotas. Sólo se convoca asamblea para elegir compromisarios en Las Palmas de Gran Canaria, lugar de residencia de la mayoría de los estómagos agradecidos a PP Manolo. Se impide el derecho al voto secreto. Paulino Montesdeoca apunta todas las irregularidades y presenta un recurso para impugnar el congreso insular. Soria responde aumentando las presiones a la gente cercana a Paulino y manda a su jefe de prensa-guardaespaldas-agente secreto a vigilar a la gente de Paulino a la sombra de una palmera. El descubrimiento del espía Picudo Azul en la palmera de San Telmo provoca la risa entre los seguidores de Paulino, pero también su indignación. (Adviértase la irregularidad de un Picudo Azul con sueldo de vicepresidencia del gobierno, en lugar de ser alimentado en la consejería de Agricultura o de Medio Ambiente, responsables de la salud de las palmeras).

PP Manolo manda recados a las veinte personas que, según el informe del agente secreto Mortadelo Picudo Azul, acudieron a la reunión en la que Paulino Montesdeoca explicó las razones de la impugnación del congreso insular. Las amenazas surten efecto y Paulino retira la impugnación para evitarle problemas a la gente que lo apoya. Como respuesta a su gesto el sector australiano se compromete a no hacer más sangre contra Montesdeoca. Pero no cumplen su promesa y Lucas Bravo de Laguna y Juan Andrés Melíán dan una rueda de prensa para decir que el proceso electoral se está realizando de forma limpia, democrática y sin presiones. Al acto acuden líderes de masas como Fernando Toribio o un concejal de San Mateo que no lo apoyan ni los militantes de su pueblo y Paola de Firgas, experta en censuras con tránsfugas y agua con gas. Esta rueda de prensa fue la gota que colmó el vaso que contenía la paciencia de Paulino Montesdeoca. Por eso decide marcharse sin firmar el armisticio. El último cadáver de Soria se convirtió en Cid Campeador, ha protagonizado una batalla después de su sentencia de muerte, tras ser desterrado ha ganado una batalla en la misma plaza pública donde Soria había gillotinado a Víctor Jordán. Esta vez la batalla la perdió PP Manolo el Humilde. En el romance de El Cid ya se hablaba de Paulino Montesdeoca : "Dios, que buen vasallo, si hubiese buen señor".

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha